Con motivo de las obras que se adelantaron hace varios meses en los alrededores de la Terminal de Transportes, lo que produjo la modificación de las vías aledañas, autoridades de tránsito del municipio instalaron varias canecas que obraron como separadores y obstáculo para que no se volviera a utilizar la carrera 20 en sentido norte-sur.

No obstante estos elementos ya cumplieron su cometido pero no han sido retirados y se han convertido en un estorbo que además desluce el sector, que es el punto de llegada de cientos de turistas cuya primera imagen seguramente va a ser la de una ciudad desordenada en materia vial.

Como si esto fuera poco, desde el interior de las canecas está empezando a crecer maleza que desfigura mucho más el escenario. Asiduos visitantes a la Terminal de Transportes están haciendo un llamando a las autoridades para que ordenen el retiro de los recipientes y mejoren así la visual del lugar.

También te puede interesar:   Aumentó la informalidad laboral en Tuluá, según la Gran Encuesta Pyme
Compartir: