El Comité de Comanejo del Lago Chillicote, integrado por varias entidades y dependencias municipales, desarrolló esta semana una nueva jornada de limpieza del humedal, dándole así respuesta a aquellos visitantes del lugar que se quejan por la suciedad que por momentos se observa en sus aguas.

Funcionarios, obreros y trabajadores de Tuluaseo, la Secretaría de Agricultura y Medio Ambiente del municipio, uniformados de la Policía Ambiental, Centroaguas y Asohlago recorrieron tanto el canal que surte el humedal así como el espejo de agua para recoger todos los desechos que impiden que las aguas se vean limpias, estado necesario para que las especies que habitan tanto su interior como los alrededores, puedan sobrevivir y generen el ambiente natural que se ha buscado siempre con el mantenimiento del único pulmón natural con que cuenta la Villa de Céspedes.

También te puede interesar:   Una hora de gracia para infractores, fallo del Consejo de Estado les da este tiempo
Compartir: