Un extraño objeto de forma tubular que durante el año pasado atravesó el Sistema Solar, podría ser una sonda alienígena enviada para estudiar la Tierra. Esa es la hipótesis de investigadores del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian.

Compartir:
También te puede interesar:   La historia de una foca que vivió con un plato volador en el cuello