En un completo misterio son las causas que motivaron a un exejecutivo de la compañía Colombina a quitarse la vida el pasado jueves.

De acuerdo con las informaciones allegadas a EL TABLOIDE, el ejecutivo identificado como Juan Carlos Mejía Arango, ingirió una sustancia tóxica que lo llevó a la muerte de manera instantánea.

Este infortunado hombre había estado gerenciando desde sus inicios la planta salsamentaria La Constancia de Colombina con sede en Tuluá, lo que le permitió hacer relaciones con la sociedad de esta localidad.
Mejía Arango, realizó en el mes de diciembre del 2017 exposiciones sobre los beneficios de esta nueva oportunidad laboral que se abría en Tuluá, ante el Concejo Municipal de la ciudad.

El suicidio de este hombre, oriundo de la ciudad de Medellín, se registró el jueves en la noche en una vivienda del sector de Potrerito, en el municipio de Jamundí.

También te puede interesar:   Hombre fue asesinado frente a un supermercado en Caicedonia
Compartir: