Quince infractores del Código Nacional de Policía se dieron cita el pasado fin de semana en el barrio Pueblo Nuevo para cumplir con funciones de ornato, limpieza y embellecimiento de su parque principal, previamente autorizados por la Inspección de Policía para permutar la multa por trabajo social.

La actividad, que se viene desarrollando en distintos puntos de la Villa de Céspedes, es coordinada por el Grupo de Protección al Turismo y Patrimonio Nacional del Segundo Distrito de Policía, cuenta también con el respaldo de las Juntas de Acción Comunal y la comunidad misma, que han visto en esta labor no solo la forma de pagar la sanción que les impone la infracción cometida, sino el mecanismo para ayudar al embellecimiento de algunos lugares abandonados por las autoridades.

También te puede interesar:   Movimientos políticos de la Cámara de Comercio de Tuluá apuntan por la cabeza del presidente ejecutivo
Compartir: