“…el plato fuerte de este inicio de viaje fue la invitación de Erik a conocer Tula…”.

El 2018 fue para mí un año grato, en especial, porque pude viajar por dos veces a tierras mexicanas.

En julio, invitado por mi amiga Carmen Martínez Diez a su cálida casa de Querétaro, visitando de su mano ciudades y pueblos mágicos como Guanajuato, San Luis Potosí, La Peña de Bernal y San Miguel de Allende, terminando este periplo en Coyoacán donde reside el poeta José Ángel Leyva.

Compartir la sapiencia y el ácido humor de Carmen, y ser beneficiado con sus excelencias culinarias, siempre será una fiesta.

Y recién en el pasado fin de año cumplí una cita que habíamos pactado con el poeta Francisco Trejo, quien acaba de ganar el Premio Internacional de Poesía “Paralelo Cero” en Ecuador, con su obra “Penélope frente al reloj”, para visitar junto al amigo Erik González el Pueblo Mágico de Tepotzotlán, donde la familia de Erik es propietaria del Restaurante “Los Arcos”, al que fui invitado a comer el mejor cabrito asado de México y en el cual además deguste los famosos “escamoles”, también conocidos como el caviar mexicano.

De Tepotzotlán, por una carretera que recuerda un paseo de la Calera a Choachí, nos dirigimos hacia otro Pueblo Mágico “Villa del Carbón”, en cuyas inmediaciones se encuentra el Acueducto de Xalpa, también conocido como “Arcos del Sitio”, monumental obra de ingeniería levantada por los jesuitas en el siglo XVIII.

Pero tal vez el plato fuerte de este inicio de viaje fue la invitación de Erik a conocer Tula, donde se aprecian los vestigios de la antigua capital del pueblo Tolteca y donde se levantan imponentes y magníficos los famosos “a-tlantes”, en claro desafío a la comprensión de esta nación de sabios y poetas.

De allí partí para Puerto Vallarta iniciando mi viaje por el sur de Jalisco y mi encuentro con la “Emperatriz de los Pelícanos”, con quien hemos optado por despedirnos en estaciones de metro, terminales de transporte terrestre y aeropuertos, situados en diversos lugares del mundo.

También te puede interesar:   ¿Dónde están los niños?
Compartir: