La problemática suscitada por la falta de guías de movilización de ganado hacia la planta de sacrificio Frigotimaná que opera desde Tuluá, ha disparado los mataderos clandestinos, lo que pone en riesgo la salud de los consumidores de carne.

Instituto Colombiano Agropecuario anuncia autorizaciones paulatinas para solucionar la problemática del centro del Valle, La carencia de las guías de transporte ha disparado el incremento de mataderos clandestinos en la región

A más tardar el próximo lunes estaría resulta la problemática generada en el sector cárnico tulueño ante la carencia de guías de movilización de ganado de la alta montaña hacia la ciudad, documentos que deben ser autorizados por el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA.

Así lo afirmó Juan José Rojas Ospina, presidente de la Junta Directiva de Frigotimaná, planta de sacrificio oficial del centro del Valle, cuyo movimiento de degüelle se ha visto truncado ante la carencia de las autorizaciones respectivas.

«El problema central está en el proceso de contratación de personal que anualmente debe hacer el ICA para la expedición de las guías de movilización de ganado, proceso que antes hacía Cogancevalle a nivel regional, y que ahora está paralizado por diversas razones» señala Rojas Ospina.

Esto ha represado gran cantidad de animales, bovinos y porcinos, en la alta y media montaña de Tuluá desde donde llegan a la planta local para el degüelle respectivo.

Agregó que la situación se agrava si se tiene en cuenta que esto ha disparado el auge de los mataderos clandestinos, una actividad que si bien no es propia del Valle, está muy arraigada en la región.

La problemática afecta de manera grave las finanzas del departamento que está dejando de percibir alrededor del 40% de los ingresos que habitualmente se reciben por este concepto.

«La situación es tan grave que más del 50% de la carne de cerdo que consumimos en el centro del Valle proviene de mataderos clandestinos, lo que debe preocupar a las autoridades» precisó el máximo directivo de Frigotimaná.

Para debatir la penosa situación, miembros de la SAC en el Valle se reunieron esta semana con la directora general del Instituco Colombiano Agropecuario, ICA, Deyanira Barrero, quien señaló que desde la entidad se ha determinado iniciar los procesos de contratación priorizando algunas áreas de servicio para resolver problemáticas puntuales.

“En el caso del Valle del Cauca, las prioridades inicialmente asignadas fueron a atender la contratación de los puertos y los aeropuertos por los cuales actualmente estamos dando soporte para las importaciones y exportaciones de los productos de esta región” precisó la funcionaria tras culminar la reunión en Cali.

Concluyó informando que en el curso de la semana se seguirá autorizando paulatinamente la contratación de algunos puntos de servicio al ganadero, iniciando con Cartago por las subastas ganaderas de esa localidad.

También te puede interesar:   Listos jurados tulueños para las próximas elecciones
Compartir: