Hay denuncias sobre explotación en los lugares de trabajo y la negativa de expedirles registro civil a niños nacidos en la Villa de Céspedes

Los venezolanos en Tuluá han participado de diversas campañas en las que los tulueños les han donado elementos como ropas, medicinas y alimentos que les ayudan a tener una mejor calidad de vida. El próximo domingo realizarán una más para celebrar los cumpleaños de varios niños del grupo.

El próximo 4 de abril, una delegación de Migración Colombia estará en Tuluá verificando las condiciones laborales en que se encuentran los ciudadanos venezolanos que residen en la ciudad, en cumplimiento de mandatos emanados del Gobierno Nacional que busca garantizar un trato digno para los migrantes del vecino país.

De acuerdo con Lino Marcelo Belandria, vocero de un grupo de ciudadanos venezolanos que residen en Tuluá, el último censo realizado marcó un total de 1.287 personas con esa nacionalidad, entre los cuales solo 61 contaban con el Permiso Especial de Permanencia, PEP y 365 de ellos son niños.

La delegación que estará en la ciudad, será encabezada por Laurent Amparo Loaiza Ruiz, directora regional de Migración Colombia, quien informó desde Cali que se trata de la continuidad a las visitas que se tienen proyectadas para verificar con empresas y negocios del municipio el cumplimiento de los requisitos de ley en la contratación de estos ciudadanos.

Según Belandria, si bien Tuluá ha sido una ciudad que los ha acogido positivamente y en ella han podido subsistir, es lamentable que algunas empresas estén explotando a sus conciudadanos pagándoles por ejemplo cifras de 10 mil pesos diarios por trabajar de 6 de la mañana a 10 de la noche.

«Existe mucha desinformación en los empleadores en cuanto a la documentación, lo que está conduciendo a la explotación. Desde la Acnur se nos indicó que nuestra condición no es de migrantes sino la de desplazados, lo que nos da un estatus distinto y nos brinda mayores garantías laborales» precisó el vocero venezolano.

Agregó que para una mayor organización, en breve se desarrollará una nueva caracterización de los ciudadanos venezolanos que viven en Tuluá, coordinada por Acnur, Migración Colombia y la misión de la ONU en Colombia, con el apoyo de la Administración Municipal a través de las Secretarías de Gobierno, Bienestar Social y el Departamento de Planeación.

Otra situación denunciada por Belandria tiene que ver con la explotación sexual de que han sido objeto algunas mujeres venezolanas que deben acceder a los requerimientos de jefes y patronos para evitar la pérdida de sus empleos.

Finalmente el líder de los migrantes indicó que entre sus paisanos hay un optimismo desbordado en cuanto a la próxima caída del régimen de Nicolás Maduro y la existencia de una esperanza muy firme de que Juan Guaidó es hoy la única alternativa para devolverle la democracia a su país.

También te puede interesar:   Alarma por desaparición de libros en la Biblioteca, hay 58 títulos prestados que nunca devolvieron
Compartir: