La cúpula de la Iglesia de San Bernabé mide 9 metros y urge su reparación. EL párroco diseña una campaña solidaria  para recoger los fondos para la reparación, el templo tiene 126 años de historia y fue el fruto del aporte de muchos ciudadanos.

Como dice el refrán “No hay mal que por bien no venga” y eso es lo que justamente está pasando en esta localidad del centro del Valle, luego que un grupo de inquietos ciudadanos adelantara la campaña para poner andar el reloj de la torre.

La respuesta de los buga-lagrandeños no se hizo esperar y antes de lo previsto lograron los recursos para contratar al experto en el tema y tras un operativo desarrollado con sumo cuidado, bajaron la pieza para llevarla a un taller en la Sultana del Valle.

La reparación se logró y cuando el comité proreloj de la iglesia de San Bernabé estalló en júbilo y se aprestaban al operativo de instalación, surgió un hecho que da pie a esta noticia, pues se descubrió que la cúpula de la torre está en riesgo grave y de no acometer labores de reparación podría desplomarse.
Según lo pudo establecer EL TA-BLOIDE, la estructura que está en pie desde los años 40 del siglo pasado, tiene varias fisuras y su reparación requiere de la contratación de expertos pues la torre mide 30 metros y la sola cúpula nueve, por lo que resulta una tarea dispendiosa.

El sacerdote Luis Guillermo Parra Jaramillo, párroco de esa comunidad católica del centro del Valle, dijo que ciertamente la situación preocupa pues están en riesgo las personas que frecuentan el templo y que suelen permanecer en inmediaciones del atrio.
Ya un conocedor del tema hizo una evaluación y se está a la espera de determinar el presupuesto para emprender las acciones que conduzcan a la reparación de la estructura.
“La verdad es que de no haberse bajado el reloj no se habría podido saber el estado y ahora que la conocemos pues hay que trabajar para su recuperación” precisó el líder religioso.

Agregó que se está pensando en la conformación de un comité integrado por los mismos bugalagrandeños y así promover la recolección de los recursos y así acometer los trabajos de refacción.

Es una tarea de todos
El periodista e historiador León Pablo Wallens, quien lideró el comité proreloj, hizo un llamado a sus paisanos residentes dentro y fuera de Bugalagrande para que se unan en torno a la campaña por la cúpula de San Bernabé, un templo de 126 años de existencia que es patrimonio de todos.

“Tal como sucedió con el lamentable incendio de la catedral de Nuestra Señora de Notre Dame, sería bueno que quienes tengan cómo hacerlo, católicos y no católicos se sumaran a la campaña del padre Parra y evitemos que se presenten daños mayores” precisó Wallens, tras agregar que sin esa reparación será imposible instalar el reloj parroquial que por ahora aguarda en una de las naves del templo a la espera de ser puesto de nuevo en su sitio de siempre.

También te puede interesar:   Sigue la alerta naranja, las lluvias subirán intensidad en el Valle del Cauca
Compartir: