“…excelente la tarea emprendida, por cuanto la ciudad se está convirtiendo en un caos automotor…”.

Todavía me toca, de vez en cuando, trasladarme en motorratón o mototaxista, que ahora se denominan mototransportadores y también acostumbro entablar una conversación con ellos y precisamente esta semana me correspondió dialogar un poco con alguien que criticaba la señalización que adelanta la administración municipal en el sector céntrico de la ciudad de Buga y que según se dice en las plazas públicas tiene dividida la opinión, lo que es normal en nuestro medio, hasta en este tema estamos polarizados.

Y me decía mi interlocutor que se debía en primer lugar, pavimentar muy bien las vías, antes que realizar estas señales de movilidad y entonces me pareció conveniente cumunicarle que en mi concepto, era excelente la tarea emprendida, por cuanto la ciudad se está convirtiendo en un caos automotor, como en la mayoría de los municipios del país y además, que el gobierno estaba muy preocupado, porque la mayoría de los accidentes se deben a los motociclistas, según las estadísticas y le informé sobre la importancia de respetar la vida de los peatones, ciclistas y de todos los conductores, de hacer una ciudad más amable, en donde se pueda vivir con serenidad, sin prisa, sin atajos y le decía que personalmente me sorprendió en un pequeño viaje que hice por Europa, la tendencia es avanzar en la dejación del vehículo automotor, para utilizar la famosa bicicleta.

Y entonces le dije que lo que pasa es que no hay suficiente educación para la entrega de una moto o de un vehículo cualquiera y se hace necesario que la comodidad que se busca con su adquisición,no es para matarse, sino para trabajar o transportarse con vida de un lugar a otro.

Que veía con agrado, la sana intención del gobierno local, de evitar al máximo la accidentalidad. Por lo tanto estimo que la Secretaría de Tránsito y Movilidad, lo primero que tiene que hacer es socializar la medida con los taxistas y mototaxistas como también con los particulares. Buga. Bienvenida la señalización y hay espacio para todos.

También te puede interesar:   El pasado es hoy
Compartir: