La historia que mantiene conmovida a la ciudadanía tulueña esta semana y que ha llamado a la solidaridad se registró en el barrio Rubén Cruz Vélez, donde un niño en un accidente casero sufrió quemaduras del 60 por ciento de su cuerpo y hoy se debate entre la vida y la muerte en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital departamental Evaristo García de la ciudad de Cali.

 

El caso se presentó el pasado martes, pasadas las nueve de la mañana, cuando Nicolás, de 2 años y medio de edad, fue bañado por su abuela, pues su mamá Yolanda se encontraba atendiendo a su otro niño, mellizo de Nicolás.

Luego del baño, el niño quedó solo en la habitación y, como todos los pequeños de su edad, inquieto y curioso, jugaba en su habitación a prender y apagar el televisor de mesa que se encontraba en la habitación.
Su abuela solo salió del cuarto a atender otro asunto en el patio y dejó al niño intentando vestirse, situación que no sucedió, pues se puso fue a jugar.

Relatan sus familiares, que no habían transcurrido tres minutos cuando se escuchó un fuerte estallido. Nicolás había destapado un tarro de alcohol que se encontraba en el tocador de su mamá y sin explicación alguna arrojó el líquido al artefacto electrónico, ocasionando una explosión que generó las llamas que alcanzaron su cuerpo, y lo quemó en gran parte.
De inmediato la zozobra, el dolor y la tragedia se apoderaron de los ocupantes de esta vivienda ubicada en la calle 24 con carrera 15 del barrio Rubén Cruz Vélez.
Vecinos de la familia Cruz Obando salieron en apoyo a la mujer, luego de escuchar la explosión que retumbó por los aires y alertó a los moradores del sector.
El pequeño, luego de ser valorado por los galenos del hospital Rubén Cruz Vélez, fue remitido ante la gravedad de las lesiones a la unidad de Cuidados Intensivos del hospital Departamental en Cali, donde se encuentra en estado crítico desde el pasado martes.

También te puede interesar:   Desde hace 18 años los agricultores tienen sus estands de ventas en el Mercado Campesino

La explosión de este electrodoméstico afecta la vida del niño Nicolás.

¿Quién es Nicolás?

Nicolás Velándia Cruz nació en octubre del año 2016, y tiene un hermano mellizo.
Este año ingresó al hogar infantil Travesuras, ubicado en el barrio donde residen y donde su alegría y espontaneidad ha logrado ganarse el cariño y afecto de sus docentes.
Nicolás ha crecido con el apoyo y esfuerzo de su mamá, María Yolanda Cruz y su abuela María Idaly Obando, quienes luchan por sacar adelante a quienes ellas llaman la luz de sus vidas.
Su mamá, es una conocida estilista de este sector, donde ha posicionado su negocio desde hace muchos años y con el que ha sacado a sus hijos adelante.

Las ayudas

Una vez registrado el hecho, los padres de familia, docentes y directivas del hogar Travesuras, iniciaron una maratónica actividad de recolectar elementos necesarios para ayudar al niño.
“La actividad denominada Todos por Nicolás es organizada por los padres de familia, quienes crearon a la vez un comité de veeduría para que realice el acompañamiento al proceso y todo sea transparente”, expresó la directora del hogar, Estella Tabares Osorio.

Con un acta y en presencia del comité de veeduría, la abuela de Nicolás es la encargada de recibir las ayudas, pues María Yolanda se encuentra en la ciudad de Cali al lado de su pequeño hijo.
La organización social que se ha conformado Todos por Nicolás, ha creado además una cuenta de ahorros con el fin de recoger fondos de todas aquellas personas de buen corazón que deseen aportar dinero para ayudar a esta madre y su hijo. El número de la cuenta de ahorros es 87400038081 de Bancolombia a nombre de la señora María Idaly Obando de Cruz.

Por su parte, quienes deseen hacer sus aportes en especie, se requiere de carácter urgente pañales etapa cinco, crema Almipro y pañitos húmedos.
Las ayudas las pueden hacer llegar a la calle 24 Nro. 15-19 del barrio Rubén Cruz Vélez.

Compartir: