La medida estaría sustentada en estudios y estadísticas que llevan las autoridades en torno a la criminalidad en los barrios.

Según las estadísticas, el 80 % de los crímenes que se cometen en Tuluá, tiene como vehículo principal una moto. Esta circunstancia obliga a las autoridades a implementar medidas restrictivas en beneficio del ciudadano.

En respuesta a los múltiples reparos ciudadanos en relación con la ola de inseguridad que se vivió el año anterior en la ciudad, las autoridades civiles y de policía se encuentran planificando estrategias para contrarrestar sus causas y autores.

Una de estas propuestas estaría encaminada a prohibir la movilización en moto de parrillero hombre en algunos sectores que, según las estadísticas, han sido escenarios de diversos delitos entre los que se cuenta el homicidio, el hurto a residencias, el atraco y la extorsión.
La medida se mencionó la semana pasada durante el primer Consejo de Seguridad del año, en donde se exhibieron las estadísticas de la Estación de Policía, señalando algunas comunas como las de mayor incidencia delictual.

Según esas cifras, las comunas con mayores índices criminales serían la 3 que comprende los barrios A-soagrín la Santa Cruz, Casa Huertas, El Bosque, El Cóndor I y II, El Dorado, Estambul, La Inmaculada, La Villa, Las Brisas, Morales, Nuevo Morales, Moralito, Popular, San Antonio, Santa Rita del Río, Urbanización Peñaranda, Villanueva, Asociación de Vivienda Los Pinos y Nuevo Morales.

También se mencionó la 7 que la conforman los barrios Departamental, Porvenir, Farfán, La Quinta, Las Américas, Los Tolúes, Rojas, Diablos Rojos, El Descanso, El Limonar, Guayacanes, José Antonio Galán, Juan de Lemus y Aguirre, La Campiña, Las Nieves, Laureles I y II, Nuevo Farfán, Los Olmos, Prados del Norte, Rubén Cruz Vélez y Villa del Sur.

Igualmente se encuentra en el listado la comuna 8, cuyos componentes son Chiminangos, Municipal, Bello Horizonte, Bosques de Maracaibo, Comfamiliar, Americana de Vivienda (Diablos Rojos II) , El Refugio, Flor de la Campana, Horizonte, Santa Isabel, Jorge Eliécer Gaitán, La Independencia, El Limonar, Riopaila, San Luis, Santa Inés de Comfa-miliar, Sintrasancarlos, Tercer Mile-nio y Villa Liliana.

La restricción iniciaría en febrero y sus horarios de aplicación serían desde las 6 p.m. hasta las 6 a.m. del día siguiente pero aún no se ha definido si se implementaría todos los días o solo durante los fines de semana.
Al respecto, EL TABLOIDE dialogó con cuatro presidentes de Juntas de Acción Comunal de sectores que estarían comprometidos con la disposición, a quienes se les consultó en torno a su concepto.

También te puede interesar:   Fuerzas Armadas y empresa privada unidas por la comunidad

Los líderes comunales opinan

LUIS ALBERTO GRISALES
Presidente JAC San Francisco

«Yo la veo positiva y pienso que en San Francisco no habría mayor afectación puesto que por ser un sector en el que habitan personas de bajos recursos, no son muchas las que tienen moto. Aquí tenemos un volumen alto de volquetas y carretillas pero muy pocas motos. En cuanto a la inseguridad, a mi parecer esta ha mejorado y según hemos hablado con la Policía, ellos tienen el mismo parecer».

SANDRA PATRICIA OSPINA
Presidente JAC Farfán

«Pues yo la vería buena porque mejoraría la seguridad que en nuestro sector no es muy buena pero en cambio podría afectar a aquellas personas que viven de una moto, como los mototransportadores. La seguridad en el barrio Farfán ha desmejorado un poco por causa de algunas personas de origen venezolano que se han asentado en el barrio Villa del Sur y han generado inseguridad».

JHONSY REBOLLEDO
Presidente JAC San Antonio

«En parte es una buena medida porque actúa contra la delincuencia pero por otro lado perjudica a los motorratones, aunque esta actividad la ejercen muchas personas que no necesitan como los pensionados. San Antonio es un barrio de gente buena, es un barrio seguro, solo que lo han estigmatizado pero no todos los crímenes que se cometen en esta zona son de San Antonio».

RUBÉN DARÍO LOZANO
Presidente JAC Samán del Norte

«A mí me gusta la restricción porque contribuye con la seguridad y nuestro barrio cuenta con una arteria principal como es la carrera 22 de alto tráfico de motos, sin hablar del Parque de los 50 mil Metros que sirve como estación de parqueo de los mototransportadores, aunque solo dos o tres son del barrio, muchos vienen de otros sectores. Sin embargo Samán del Norte es un barrio seguro».

Compartir: