La accidentalidad en la Villa de Céspedes continúa dejando víctimas mortales. Las campañas no surten efecto, esta es la segunda muerte en accidente de tránsito en lo que va corrido del 2019 en la Villa de Céspedes

Luego de permanecer recluido por espacio de 15 días en la Unidad de Cuidados intensivos de la clínica Mariángel, tras sufrir un grave accidente de tránsito, falleció un hombre el pasado lunes festivo en la tarde.
El infortunado hombre, empleado de la fábrica Soya de la ciudad de Buga, sufrió el percance cuando se dirigía hacia su lugar de trabajo.

La victima, fue identificada por las autoridades de tránsito como Luis Fabián Marín García, de 34 años de edad.
Marín García, quien residía en el barrio San Antonio, había salido a muy tempranas horas de la madrugada del pasado 23 de diciembre de su casa con destino a Buga, lejos de imaginarse que en el corto recorrido que iniciaba encontraría la muerte.

Según un informe de la secretaría de Movilidad del Municipio, el percance se registró en la madrugada del pasado 23 de diciembre, a la altura de la carrera 26 con calle 25, en pleno centro de la ciudad.
En ese sitio, Marín García, quien conducía una motocicleta, colisionó contra un vehículo de servicio público tipo taxi lo que le causó un trauma craneoencefálico severo y fracturas en sus extremidades inferiores.

De inmediato fue llevado hasta la clínica Mariángel, donde a dos semanas después falleció, pese al esfuerzo de los facultativos por mantenerlo con vida.
El pasado miércoles sus amigos, compañeros y familiares le dieron el último adiós.

También te puede interesar:   Baleado joven mecánico
Compartir: