El hombre, conocido por sus amigos como “Palomo”, desde hacía algo más de dos años se encontraba en la indigencia como consecuencia de la drogadicción.

En hechos que son materia de investigación por parte de las autoridades, sujetos desconocidos acabaron con la vida de un joven que se encontraba en condición de calle. La acción sicarial alteró la relativa calma que se vivía en el centro de la ciudad, en el amanecer del jueves.

La víctima, quien fue identificada hacia el mediodía del jueves por sus familiares como Germán Yuri Murcia Cardona, no había podido ser identificada en los procedimientos de ley porque no portaba documento que así lo permitiera.

Murcia Cardona, según versiones recolectadas en el lugar de los hechos, se dirigía a dormir en uno de los costados del puente sobre la calle 27 con carrera 28, cuando fue interceptado por sujetos que se movilizaban en una motocicleta. Luego de intercambiar algunas palabras con el hombre, el parrillero desenfundó un arma y empezó a disparar contra el habitante de calle.
Al parecer, el occiso intentó ponerse a salvo de sus homicidas, y se lanzó al río Tuluá, donde fue alcanzado por las balas.

El crimen de este hombre, de 24 años de edad, se registró hacia las 5 y 10 de la mañana a la altura de la calle 27 con carrera 28 en el centro de la ciudad.

El hombre, conocido por sus amigos como “Palomo”, recibió cinco impactos de bala que acabaron con su vida de manera instantánea. Desde hacía algo más de dos años se encontraba en la indigencia como consecuencia de la drogadicción.
Se conoció igualmente que su progenitora adelantaba gestiones en procura de ubicar un lugar para ayudar a su hijo en la recuperación social frente a la problemática que vivía por causa de las drogas. Germán Yuri había accedido por el deseo de volver a recuperar en su familia.

También te puede interesar:   Ultimada en su finca varios impactos de bala
Compartir: