Soldados del Batallón de Alta Montaña trabajan en el encierro de la cancha de fútbol con el apoyo de la empresa privada.

Diez soldados, al mando de un ingeniero civil, todos pertenecientes al Batallón de Alta Montaña No. 10, trabajan desde la semana anterior en el encierro de la cancha de fútbol del barrio La Cruz y la construcción de un parque infantil para los niños del sector.

Según lo informó el teniente coronel Néstor Gildardo Prieto Coca, comandante de esa guarnición militar, las obras fueron posibles gracias a la petición de la propia comunidad que les solicitó mano de obra calificada para mejorar los dos sitios de esparcimiento.

Lo primero que se proyectó fue el encierro de la cancha de fútbol pero al hacer las mediciones respectivas, los ingenieros calculistas señalaron que a un costado del escenario deportivo estaba quedando un espacio en donde se proyectó un parque en el que se podrían instalar juegos infantiles.

La misma institución armada, contando con el respaldo de la Administración Municipal, solicitó entonces la ayuda de las empresas Centroaguas y Tulua-seo, cuyas directivas dispusieron de los recursos necesarios para la instalación de columpios, deslizadores y otros juegos especiales para niños.
En cuanto a la cancha deportiva, el oficial informó que los materiales como la malla para el encierro así como el cemento para la construcción del muro que le sirve de base, fueron donados por la empresa Cemex.

«Esperamos que en el curso del próximo mes de marzo podamos hacerle entrega a la comunidad de estas dos obras» informó Prieto Coca quien llegó al comando del Batallón a finales del año pasado.
La siguiente obra del Batallón de Alta Montaña No. 10 se desarrollará en el corregi-miento Puerto Frazadas en donde la comunidad ha pedido su apoyo para el mantenimiento y adecuaciones del centro de salud y la institución educativa José María Córdoba que funciona en el poblado.

También te puede interesar:   Mataderos en alerta máxima por falta de guías de transportre de ganado
Compartir: