Pistoleros motorizados que llegaron hasta un restaurante, ubicado en el barrio Panamericano de esta ciudad, acabaron con la vida de un expolicía, el pasado martes, situación que alteró la tranquilidad de los moradores del sector.

Las autoridades indicaron en su boletín judicial, que la incursión sicarial se registró hacia las 3 de la tarde, en un restaurante de la calle 29 con carrera 40 del barrio Panamericano, de propiedad del occiso.

La víctima de los antisociales fue identificada como Eduardo Zúñiga Martínez, de 50 años de edad, quien recibió varios impactos de bala, y pese haber sido auxiliado por sus empleados y llevado hasta urgencias del hospital Tomás Uribe Uribe, falleció.

Versiones entregadas a los investigadores, dan cuenta de que dos hombres llegaron hasta el restaurante donde el parrillero descendió e ingresó y luego de desenfundar un arma de fuego, atacó a Zúñiga Martínez.

Una vez cometido el ataque, el pistolero huyó del lugar en una motocicleta que lo esperaba con el motor encendido, sin dejar rastro alguno de su paradero.

Las autoridades indicaron que Zúñiga Martínez era pensionado de la Policía en el grado de comisario, y gozaba de buen retiro desde hacía varios años.

Se conoció además que era el padre del patrullero de la Policía Óscar Eduardo Zúñiga Londoño, quien fue asesinado el pasado 5 de junio en el norte de Bogotá en extrañas circunstancias, luego de culminar su turno en la estación de Usaquén, hacia las 10 de la noche.

También te puede interesar:   Hombre de 60 años de edad muere tras ser arrollado por una motocicleta
Compartir: