El auxiliar de policía que asesinó en la madrugada de este domingo a un suboficial y que luego fue dado de baja por sus compañeros, era natural de Tuluá.

De acuerdo con el primer reporte oficial entregado por las autoridades de Policía, los hechos se registraron en momentos en que el intendente Alexander Echeverry Grajales, en compañía del patrullero Jhon Alexander Sánchez Romero, pasaban revista a los centinelas de turno.

Según el mismo reporte, cuando los uniformados llegaron al puesto al que estaba asignado el auxiliar Juan David Loaiza Franco, quien llevaba 7 meses de servicio, fueron impactados por la espalda.

En el hecho, tanto el suboficial como el patrullero recibieron dos impactos de fusil pero mientras el intendente murió en el lugar, el patrullero alcanzó a ser llevado hasta la clínica Mariangel, desde donde luego fue remitido a un centro asistencial de Cali, en el que se recupera de las heridas.

Cuentan los testigos del suceso, que tras cometer el homicidio, el joven agresor huyó del lugar con el arma de dotación y fue interceptado en el sector de La Bastilla, en inmediaciones a la Compañía Levapan, donde fue dado de baja por personal Jungla adscrito a la Base Antinarcóticos de Tuluá.

Se estableció que el intendente Alexander Echeverry Grajales, natural de Manizales, tenía 36 años, estaba casado, y deja dos hijos. Llevaba 17 años de servicio a la institución policial.

Por su parte, el patrullero herido Jhon Alexander Sanchez, natural de Bogotá, tiene 30 años.

El agresor Juan David Loaiza Franco, de Tuluá, tenia 19 años de edad, y llevaba 7 meses al servicio de la Escuela de Policía Simón Bolívar de Tuluá.

También te puede interesar:   Ahogado deportista en Sara Brut
Compartir: