La instalación del sumidero ubicado en la carrera 20 con calle 27, frente a la Terminal de Transportes de Tuluá, con el fin de evacuar las aguas lluvias de esta zona, se ha convertido en una molestia para los conductores de todo tipo de vehículos debido a que la rejilla metálica quedó a desnivel de la vía ocasionando a los automotores caidas en la endidura, lo que puede generar averías u ocasionar un grave accidente en un sector bastante concurrido.

Pero esta situación no solo es en el sitio mencionado, también ocurre en otros puntos de la ciudad, donde se realizó el mismo tipo de trabajo.

También te puede interesar:   Superintendencia de Salud hará auditorías en Tuluá, regular el servicio de las ambulancias
Compartir: