A 80 niños podría ampliarse la capacidad de la Fundación Sonrisas y Abrazos al Corazón tras la construcción de tres aulas nuevas, fruto de las ganancias obtenidas con el evento Los Famosos buscan la Fama.

Un nuevo restaurante, cambio en las baterías sanitarias y tres nuevas aulas de clase, son algunas de las obras que la Fundación Sonrisas y Abrazos al Corazón emprenderá con las ganancias obtenidas con Los Famosos Buscan la Fama, evento organizado por EL TABLOIDE y que este año llegó a su versión número 28.
De acuerdo con el informe financiero elaborado por la directora de la entidad, Luz Elena Sua Bolívar, las ganancias netas que dejó el evento este año ascienden a $26.011.584, dinero que ya reposa en las arcas de la Fundación.

El mismo informe señala que por publicidad ingresaron a la institución $4.350.000 mientras que por boletería los ingresos entre palcos y VIP fueron de $21.570.000 mientras que por venta de licor se recaudaron $ 7.804.180. Tras restarle los gastos propios de este tipo de eventos masivos, la ganancia final superó los 26 millones de pesos.

Sua Bolívar señaló que, una vez concluyó la actividad, se empezaron a gestionar materiales y mano de obra para la construcción de tres nuevas aulas de clase que son necesarias para ampliar la cobertura de la entidad.
«Hoy contamos con 26 niños pero con los nuevos salones podremos ampliar la cobertura quedando con capacidad para unos 80 niños de bajos recursos que son la población objetivo de nuestra institución» dijo la directora.

En estos nuevos salones se instalarán la sala de música y una ludoteca, actividades que son necesarias para mejorar las capacidades cognitivas de los pequeños.
Otros frentes que se acometerán con los recursos de Los Famosos Buscan la Fama serán la construcción del restaurante para preparación de los alimentos de los menores y el cambio de las baterías sanitarias para adecuarlas a la edad de los niños. Hoy solo existe un baño y se espera ampliar a tres.

Finalmente la directora de la Fundación se refirió al arreglo que requiere una parte del techo de la edificación de Aguaclara donde se encuentran sus instalaciones, a fin de mejorar el sistema de drenaje de aguas lluvias que por temporadas inver-nales les afecta grandemente.

Compartir: