La vivienda que fue allanada por las autoridades en la tarde de este viernes habría sido arrendada por un millón de pesos durante dos meses por José Aldemar Rojas Rodríguez, identificado como la persona encargada de manejar la camioneta e ingresarla a la escuela de cadetes

Agentes del CTI de la Fiscalía General y Sijín de la Policía de Bogotá adelantaron un allanamiento en la vivienda en la que presuntamente se habría cargado con explosivos la camioneta que estalló en la Escuela General Santander en la mañana del pasado jueves y que deja hasta el momento 21 muertos y más de 65 heridos.

Las autoridades cerraron una de las calles del barrio Santa Librada en la localidad de Usme. Fuentes cercanas indicaron que existen indicios sobre el hecho de que en una de esas viviendas fue cargada la camioneta con 80 kilos de pentolita.

Por motivos de seguridad los vecinos fueron sacados de las viviendas. “Sacaron a todas las personas de la cuadra, estamos todos al frente de doña Blanca, está toda la cuadra, lo que hablé con un policía es que hay explosivos y se podría generar una explosión”, precisó uno de los vecinos del sector.

La vivienda habría sido arrendada por un millón de pesos durante dos meses por José Aldemar Rojas Rodríguez, identificado como la persona encargada de manejar la camioneta e ingresarla a la escuela de cadetes. Los vecinos del sector confirmaron que en efecto en ese inmueble vivía el hombre de 57 años de edad, que según las autoridades, hacía parte de la guerrilla del ELN.

Uno de los habitantes de Santa Librada manifestó su sorpresa por el operativo, indicando que no esperaba que “una persona así viviera entre nosotros”.
Se espera que en las próximas horas las autoridades entreguen información detallada sobre lo que encontraron en dicha casa.

También te puede interesar:   Aquí los mejores destinos para viajar en Semana Santa
Compartir: