Empresa Mantiene su posición de no cumplir el decreto que los regula. En las calles de Tuluá cualquier emergencia o accidente, por pequeño que sea, cuenta al instante con tres, cuatro y hasta cinco ambulancias, lo que se convierte en un caos por la sensación de zozobra que producen y el impacto ambiental por ruido. Como si fuera poco, sus altas velocidades son causales de accidentes como el del miércoles en la Transversal 12.

A su condición de exempleados de las otras empresas que hoy son su competencia y el éxito que tienen en la prestación del servicio, aducen los socios de Ambulances 911 la campaña de desprestigio que, a su juicio, solo busca acabar con la empresa y hacerlos desaparecer.

La pugna entre las ambulancias por la prestación del servicio de emergencias médicas en las calles de la ciudad, ha motivado el descontento ciudadano y, como consecuencia, la expedición de un decreto municipal mediante el cual se regula el accionar de estos vehículos.

Justamente esta semana se presentó un percance en la Transversal 12 en donde una ambulancia, que al parecer avanzaba con exceso de velocidad, produjo un accidente, lo que corrobora la necesidad de una fuerte regulación.

Luisa Tapias, coordinadora administrativa de Am-bulances 911, sostiene que el choque con las demás empresas surgió desde su fundación y, aunque desde el comienzo se registraron en el sistema 123, hace ya dos años decidieron salirse de la red por las agresiones de las otras empresas por negarse a compartir sus servicios con las demás.
«Nosotros somos una empresa con cinco ambulancias activas y creemos que no hay igualdad frente a otras empresas que solo tienen una o dos. Por ello decidimos operar sin hacer parte del sistema SIES y tenemos nuestra propia red de usuarios que nos llaman para cualquier tipo de emergencia», sostiene la coordinadora administrativa.

Óscar Agudelo, uno de los socios de Ambulances 911 agrega que no están dispuestos a más agresiones ni a que les impidan el uso de la palabra cuando hay reuniones de la red y enfatiza que «ese decreto se expidió exclusivamente para acabar con Ambulances 911».
A su turno Jolman Jaramillo, gerente de la empresa, expresó que ellos tienen documentadas todas las agresiones de que han sido objeto, agregando que incluso ya hay una amenaza de muerte que ha sido puesta en conocimiento de la Fiscalía para la investigación correspondiente.

Finalmente, Luisa Tapias sostiene que acudirán a la audiencia de descargos que les corresponde en virtud del debido proceso ante la investigación que ha iniciado la Secretaría de Salud Municipal por el desacato que vienen haciendo al decreto regulatorio del servicio de ambulancias en la ciudad.

También te puede interesar:   Carretilleros buscan reposición de vehículos, habrá reunión para hallar soluciones a la situación

Espíritu del Decreto

De acuerdo con el Decreto No. 200-024.0170 de febrero de 2019, todas las empresas de ambulancias deben pertenecer a la red de apoyo de la policía y coordinadas por la SIES-123 y luego por el CDA una vez esté en funcionamiento.

«La asignación de turnos y atención de las diferentes urgencias y/o emergencias solo será coordinado a través de la sala SIES -123 del municipio de Tuluá o la sala del CDA cuando se encuentre en funcionamiento» sostiene el parágrafo 1 del artículo 12 mientras que el parágrafo 3 agrega que «la asignación de los turnos se realizará por empresa a partir de las 6:00 a.m. y les será fijado de acuerdo al orden que reporten la disponibilidad a la sala SIES -123 o la sala del CDA».

En el artículo 14, la normativa establece que «En caso de que la llamada de solicitud de transporte especial de pacientes fuere recibida de manera directa por una de las empresas de ambulancias, deberá reportarla al SIES -123 o CDA, y este a su vez decidirá la ambulancia que debe realizar la atención o en su defecto notificar si el servicio ya fue asignado a otra ambulancia…».

Por último, el artículo 16 es claro en señalar que solo se deben desplazar al sitio de la urgencia la o las ambulancias que disponga la sala SIES-123.
Todo lo anterior es rechazado por Ambulances 911, cuyas directivas reiteran que son objeto de envidias por tratarse de una empresa nueva y puntualizan que así seguirán operando además porque la normativa tiene muchos vacíos jurídicos.

Compartir: