Los líderes de esta zona rural de Andalucía dicen que ahora les van a cobrar un servicio de alumbrado público que no tienen, lo que agrava aún más el panorama.

La queja de esta comunidad es repetitiva en otros sectores rurales de la Cuna del Talento

Pasan los días, los meses y los años y la comunidad de la vereda Unión- Cascajeros, jurisdicción del corregimiento Altaflor sigue esperando que las promesas de los dos últimos alcaldes se hagan realidad, pero el tiempo ha hecho que se pierda la fe, pues las problemáticas no son nuevas y cada día empeoran.

María Argenis Quiceno Salgado, líder de esta zona que está a dos horas del casco urbano de Andalucía, dice que han reportado ante la alcaldía en el periodo de Gustavo Girón y ahora con Wilsón Pérez García el deterioro de la escuela, del puesto de salud y de las vías, pero han prestado oidos sordos a los reclamos.
“Como comunidad hemos sido respetuosos de las instituciones, pero la verdad es que es indignante el trato que le dan a la gente de la zona rural”, dijo la señora Quiceno Delgado, delegada de la Junta de Acción Comunal.

Algunas fotografías enviadas a la sala de redacción de EL TABLOIDE permiten apreciar cómo en el puesto de salud las aguas lluvias inundan los diferentes espacios debido a las perforaciones del techo.
“Todo con la alcaldía son anuncios y anuncios pero poco se hace por esta región y solo nos buscan y nos usan a la hora de votar”, dice la dirigente comunitaria.

“Al caido caerle”

Para agravar la situación de esta comunidad rural, ahora y como consecuencia de un acuerdo aprobado por el Concejo Municipal, le están cobrando a los moradores de esta zona un impuesto por concepto de alumbrado público, servicio que no les están prestando.

“La vereda está a dos horas del casco urbano y no nos llega alumbrado público ni por reflejo y nos imponen un cobro que puede ser hasta violatorio de la norma” afirma la líder comunal.
Explicó que el alcalde Wilson Pérez García ya se comprometió a que en el mes de noviembre, una vez se instale el periodo de sesiones ordinarias, presentará al Concejo un proyecto para modificar el vigente y que no se les siga cobrando el alumbrado público.

“Solo esperamos que nos cumplan con esto que es lo mínimo” dijo la señora Argenis en su diálogo con EL TABLOIDE, tras indicar que la suya es una comunidad de escasos recursos económicos que no puede verse afectada con una medida de esa naturaleza.

También te puede interesar:   Recuperan zonas verdes en Ciudad Jardín en Zarzal
Compartir: