En el Valle del Cauca, municipios como Tuluá, Buga, Yotoco, Zarzal presentan mayores riesgos de sufrir incendios forestales y bajas en los caudales de los ríos.

Los organismos de socorro deben estar alertas ante el incremento de las altas temperaturas

Las autoridades ambientales del departamento se declararon en alerta ante la aparición del Fenómeno del Niño en el inicio de 2019 y que se intensificará al término del primer trimestre.  Sobre el particular la directora del Ideam, Yolanda González, aseguró que enero es un mes crítico y se deben atender las recomendaciones de las instituciones para disminuir las emergencias.

Para el caso de los turistas pidió que se haga un uso responsable del agua, debido a que muchas de las personas que están en vacaciones se desplazaron a regiones donde los acueductos funcionan debido a las lluvias y para esta temporada de calor suelen disminuir los niveles de las quebradas y ríos que las abastecen.
La funcionaria reiteró el llamado a quienes suelen desplazarse a realizar fogatas y asados para que eviten hacerlo en zonas vulnerables generando incendios forestales y para ello no se deben dejar los fuegos encendidos ni abandonar envases de vidrio que propician las conflagraciones.
“Estamos en una época del año donde son frecuentes los incendios, los vientos, las heladas, este es uno de los meses más críticos porque está en plena maduración el fenómeno de El Niño”, añadió.

En el Valle del Cauca

De acuerdo con las informaciones entregadas, en los cuatro primeros días de 2019 se registraron temperaturas que en algunos municipios sobrepasaron los 32 grados centígrados y estas podrían llegar al tope de los 40 grados en los meses de febrero y marzo cuando se cree el “Niño” se sentirá con mayor intensidad.
En muncipios como Tuluá, Yotoco, La Unión, Toro, Zarzal, Obando, Riofrío las alertas están encendidas en aras de evitar los incendios forestales.

De acuerdo con los expertos la resequedad de los suelos, la abundancia de forrajes y pastos; además de los vientos se convierten en factores carburantes de los incendios.
Desde la Oficina Regional para la Gestión del Riesgo se ha convocado a los alcaldes para que mantengan los canales abiertos en aras de prevenir las emergencias.

“Es fundamental que todos los organismos se articulen en campañas de prevención sobre el consumo responsable del agua para evitar dificultades con el racionamiento del líquido, en especial de aquellas localidades con registros históricos de sequía” indicó Jesús Antonio Copete, titular del despacho.

También te puede interesar:   La poesía se tomó al norte del Valle del Cauca
Compartir: