Durante toda la noche y en lo que va corrido de la mañana de este miércoles operarios de la empresa Centroaguas trabajan en la bocatoma del acueducto que se taponó tras recibir una fuerte empalizada con el aumento del nivel del río Tuluá y que generó la suspensión del servicio de agua en toda la ciudad.

De acuerdo con lo informado por la gerente de la empresa, Alejandra Rendón, la empalizada taponó al ciento por ciento la bocatoma y aunque surtieron agua a la ciudad a través del líquido que tenían almacenado en el acueducto y pusieron a operar los pozos, desde primeras horas de la mañana la ciudadanía dejó de recibir el servicio.

“Por fortuna, aunque hubo daños menores en la bocatoma por la fuerte empalizada, la estructura como tal no se afectó y eso es lo realmente importante”, explicó Rendón.

Así mismo, explicó que mientras continúan trabajando en el destaponamiento de la bocatoma, Centroaguas está utilizando el canal de la Cetsa para abastecerse de agua y luego de tratarla, será suministrada a la comunidad. “Si no tenemos contratiempos y el clima ayuda, esperamos que a eso del mediodía se esté normalizando el servicio”, indicó.

La funcionaria igualmente informó que Centroaguas suministrará agua, en las horas de la mañana de este miércoles y a través de carro tanques, a clínicas y establecimientos educativos.

También te puede interesar:   La Cámara aprobó la JEP, por 88 votos contra 7, aprobada participación política de la Farc
Compartir: