Las viejas edificaciones que existían sobre la carrera 28 y parte de la calle 29, ya fueron demolidas para darle paso al proyecto Torres del Río que adelanta Infituluá. Su entrega, del municipio a esta entidad, es hoy objeto de debate.

El municipio entregó lotes por valor de $1.680 millones a la financiera

Los concejales Llener Darío Borja y Denny Osorio Villada encendieron esta semana una polémica en el interior del Concejo Municipal por lo que consideraron una irregularidad de la Administración Municipal el entregar varios predios en dación de pago por una deuda contraída con el Instituto de Financiamiento, Promoción y Desarrollo de Tuluá, Infituluá.

A juicio de los ediles, el alcalde Gustavo Vélez está incumpliendo las facultades que le otorgó la Corporación para vender bienes improductivos pues lo que está haciendo es entregar algunos en dación de pago, figura que es distinta a la venta.

En su intervención, Osorio Villada se preguntó cómo se debe definir la improductividad de un bien para su venta o enajenación, agregando que no hay una línea fija que lo precise.

Borja Mafla por su parte presentó una relación de siete bienes que el municipio entregó en dación de pago a Infituluá para el proyecto Torres de Río que se adelanta sobre la carrera 28 entre calles 28 y 29.

Según un documento enviado por la Secretaría de Desarrollo Institucional a los concejales Borja Mafla y Osorio Villada, se trata de cuatro predios ubicados sobre la carrera 28, específicamente los identificados con la nomenclatura 28-18/26 cuyo valor es de $235 millones; 28-30 con valor de $285 millones; 28-34 cuyo valor es de $265 millones y el 28-90 tasado en $200 millones, todos salvo este último, dirigidos al proyecto Torres del Río.

Los tres restantes, ubicados sobre la calle 29 son el número 27-43 con un valor de $135 millones; el número 27-63 por $300 millones y 27-78 ava-luado en $260 millones, también destinados para el proyecto señalado.

El mismo documento dice que «El municipio de Tuluá debía a Infituluá la suma de $3.690 millones por concepto de capital correspondiente al crédito número 608504726 a favor de Infituluá como consta en certificación de fecha 28 de junio de 2017, expedida por la Secretaría de Hacienda Municipal, por lo tanto procede a transferir en dación de pago a Infituluá por valor de $1.680 millones (los) predios que fueron adquiridos con destino al proyecto Torres del Río».

Esa información fue justamente la que encendió el debate en razón a que, según los ediles, las facultades otorgadas al mandatario tulueño eran para vender bienes y no para entregar en dación de pago, por lo que anunciaron que continuarán reclamando claridad por parte del burgomaestre.

También te puede interesar:   Hurtos alertan a la Policía, con agentes encubiertos se están identificando a los autores de este delito
Compartir: