La calle 25, a la altura del barrio Las Delicias, se ha convertido desde hace algunos días en una pista equina ante el desfile permanente de caballos, varios de ellos aún jóvenes, que deambulan sin rumbo y sin dueño aparente.

Las denuncias de la comunidad indican que los animales, al parecer por falta de alimento proporcionado por sus dueños, se han dedicado a desbaratar las bolsas de basura que los ciudadanos sacan a los andenes, al paso del carro recolector.

En casos como estos es en donde posiblemente podría ser positiva la aplicación del microchip a los caballos, sobre los que EL TABLOIDE hizo una amplia nota la semana pasada, para identificar a los propietarios de estos animales dado que el dispositivo electrónico contiene el nombre del dueño, su dirección y teléfonos así como los datos del equino.

De esta manera, el despistado dueño del ejemplar equino podría recuperar su animal aunque pagando una sanción.

También te puede interesar:   En marzo estará lista Alameda del Río, Gobernadora del Valle hizo inspección del avance de las obras
Compartir: