Los familiares de Luz Dary Gómez Galvis, de 31 años de edad, relataron a los medios de comunicación, la forma como lograron dar con el paradero y posterior captura del presunto responsable del asesinato de una mujer, ama de casa, cuyo hecho tiene consternados a los tulueños.

De acuerdo con las informaciones, el indiciado luego de cometer el hecho salió del apartamento donde residía en el barrio Las Veraneras, al occidente de la ciudad, a bordo de la motocicleta de propiedad de Luz Dary, además llevándose consigo dinero y algunas pertenencias y objetos de valor, no solo de la occisa sino de una de sus hijas.

El indiciado, conocido por sus familiares y allegados como “El Paisa”, salió de la ciudad y llegó hasta un municipio en el departamento del Cauca, donde al parecer vendió la motocicleta.

Luego se dirigió hacia la Terminal de Transporte de Cali para presuntamente abordar un bus que lo llevaría hasta la frontera y salir del país, huyendo de su responsabilidad penal.

Relata un familiar que cuando el hombre, identificado como Diego Alfonso Giraldo Hurtado, se encontraba en la sala de espera para abordar uno de los buses que lo llevaría a la ciudad de Ipiales, en el sur del país, fue visto casualmente por un allegado a Luz Dary, quien tras verlo se le abalanzó, generando un escándalo público lo que obligó a las autoridades en la Terminal de Transportes a detenerlo por violación al Código de Policía.

Entre tanto, sus familiares en Tuluá suplicaban a las autoridades se agilizara el proceso de expedición de la orden de captura por el delito de homicidio y de esta manera no permitir que el asesinato de Gómez Galvis quedara impune.

Las autoridades de Policía, en cabeza del Coronel Javier Navarro Ortiz, señalaron que este hombre pretendía salir del país para evadir a las autoridades y su responsabilidad frente al homicidio de su compañera sentimental.

Agregó el oficial, que el presunto homicida es un ciudadano colombo-venezolano, de 44 años de edad, quien durante la audiencia de legalización de captura que se desarrolló en el Palacio de Justicia en Tuluá y ante las pruebas presentadas por la Fiscalía, aceptó los cargos de los cuales era sindicado.

El informe indica que el hombre golpeó y estranguló a su compañera sentimental e intentó ocultar su cuerpo dentro de un clóset, en una vivienda ubicada en la calle primera con carrera 20 del barrio Las Veraneras, al occidente de la ciudad.

Indica el mismo reporte de las autoridades que desde hacía cinco meses sostenía una relación sentimental con la occisa, relación que al parecer no era aprobada por sus familiares, quienes ahora esperan que todo el peso de la ley caiga sobre él, sin beneficio alguno, y sus tres hijos que quedan huérfanos no crezcan con el dolor de saber que el responsable de la pérdida de su mamá está libre.

También te puede interesar:   Le puso fin a su vida
Compartir: