El Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Tuluá, la Asociación de Juntas Comunales y la Oficina de Gestión de Riesgos de Desastres realizaron esta semana una jornada de capacitación a dirigentes comunitarios de la zona rural, tanto plana como montañosa del municipio, con el propósito de que los sectores campesinos estén preparados a la hora de una emergencia natural.

Durante el conversatorio se tocaron puntos cruciales como el diagnóstico poblacional, la identificación de los riesgos, el análisis de vulnerabilidad, los planes de acción y la identificación de emergencias como deslizamientos, terremotos e inundaciones para actuar de manera coordinada y eficaz. En la parte final los instructores hablaron sobre primeros auxilios y la utilidad de los extintores portátiles dispuestos siempre en los sitios adecuados.

También te puede interesar:   Millonaria inversión nacional en Tuluá, la ejecución de las obras fueron al sector educativo
Compartir: