Una intensa búsqueda realizaron los organismos de socorro y las autoridades judiciales entre la vegetación, el río y finalmente entre las latas retorcidas del vehículo para hallar el cuerpo del conductor de un tractocamión que en hechos, que son materia de investigación, cayó a un precipicio en la madrugada del pasado miércoles en la vía que de Loboguerrero conduce a Buenaventura.

De acuerdo con las informaciones de las autoridades, al parecer el conductor perdió el control del pesado vehículo y rodó por un abismo, posteriormente el automotor se incineró.

El caso, según las informaciones entregadas por el secretario de Movilidad del Valle Andrés Lañas, se registró hacia las 2 y 30 de la madrugada a la altura del sector conocido como Peñas Gordas, en el corregimiento de Loboguerrero donde el vehículo luego de reventar la baranda de seguridad rodó por un abismo, se prendió y fue consumido por las llamas.

La emergencia fue atendida por unidades de los Cuerpos de Bomberos del municipio de Dagua y el corregimiento de Cisneros.

El conductor del vehículo, quien fue identificado como Carlos Enrique Gómez Montes, fue hallado casi 14 horas después del percance, calcinado entre las latas retorcidas del vehículo.

Este hombre, oriundo de la ciudad de Buga, conducía un tracto camión de matrícula UXK-021, afiliado a la empresa de Transportes Mejía Plaza.

Gómez Montes transportaba 35 toneladas de Clinker para cementos San Marcos.

También te puede interesar:   Baleado joven en el Derrumbado, en la ciudad de Buga
Compartir: