Preocupados se mostraron los habitantes de la ciudad, en especial los comerciantes, luego de que se conociera la noticia sobre el asesinato del administrador de un establecimiento público de razón social Café San Pablo, en la noche del pasado miércoles.

La víctima de los antisociales fue identificada en las diligencias de ley como Holman Eduardo Perea Gómez.

Este hombre, de 26 años de edad, además de ser comerciante hacía parte de la comunidad religiosa Lazos de Amor Mariano en la Villa de Céspedes.

De acuerdo con las informaciones de las autoridades que adelantan las investigaciones frente al caso, el comerciante se disponía a cerrar el establecimiento comercial que administraba, cuando fue sorprendido por dos pistoleros que sin mediar palabra alguna le dispararon en varias oportunidades hasta causarle la muerte de manera instantánea.

La acción criminal se perpetró en la carrera 24 con calle 35 del barrio Salesiano hacia las 12 de la noche.
Una de las hipótesis de este hecho es que se podría tratar de una extorsión.

También te puede interesar:   Asesinado un comerciante en Tuluá
Compartir: