Residentes del barrio Sajonia, en los alrededores del lago Chillicote, hicieron esta semana un descubrimiento de alto valor para los ornitólogos del centro del Valle.

Se trata de un ave sumamente rara y en vía de extinción, conocida como el pájaro fantasma que ha hecho su hábitat, junto a su pequeña cría, en un árbol del sector nororiental del lago tulueño.

El pájaro fantasma tiene como característica principal su facilidad para camuflarse entre los árboles e incluso tomar forma del árbol gracias a su plumaje de tonos grisáceos y amarillos, por lo que verlo es sumamente difícil.

Detrás del pájaro fantasma existen una serie de leyendas que lo relacionan con brujas y maleficios e incluso se dice que quien mira sus ojos, amarillos y saltones, podría quedar loco.

Otros relatos sostienen que es un ave enviada del más allá para dar fortuna a los familiares de alguien recientemente fallecido.

Otra característica es que pone solo un huevo en su vida que es cuidado de día por el macho y de noche por la hembra.

El ave ha sido avistada por algunos vecinos del barrio Sajonia en uno de los árboles semisecos del Chillicote durante el día, al parecer al cuidado de su pequeña cría. El hallazgo es novedoso pero desde los organismos ambientales se recuerda que no debe ser cazado.

También te puede interesar:   Vendedores de la Sarmiento piden traslado en enero
Compartir: