De acuerdo con las autoridades los controles serán extrictos para la práctica de este deporte.

Uno de los deportistas rescatados en el municipio de Trujillo, accidentado esta semana.

Ante los reiterativos accidentes que se han presentado en lo corrido del presente año con los parapentistas o practicantes de los deportes aéreos, el gobierno departamental y las autoridades como la Fuerza Aérea y la Policía Nacional, se reunieron el pasado martes en el Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón para analizar la situación y tomar decisiones que permitan mejorar las condiciones de seguridad de quienes los practican.

Jesús Antonio Copete, secretario de Gestión del Riesgo del Valle del Cauca, señaló que la finalidad de estos encuentros de seguridad es lograr la reglamentación para la región y dejarla estipulada en un decreto, que permita mejorar las condiciones de seguridad para los deportistas.

Los hechos

De acuerdo con las autoridades, este año un poco más de siete accidentes aéreos que involucran a parapentistas y paracaidistas se han registrado en el Valle del Cauca.

En uno de los casos el deportista falleció y otros dos se encuentran gravemente heridos en clínicas de la capital vallecaucana.

Uno de los casos registrados fue la muerte del parapen-tista caleño Octavio Agudelo Escobar, de 54 años de edad, quien cayó de su parapente al parecer por una falla humana, percance registrado en zona rural de El Cerrito el pasado 13 de enero.

El pasado 22 de enero un parapentista identificado como L. Brad Golemon, de 45 años de edad, debió ser recluido en un centro asistencial de la capital valle caucana ante la gravedad de sus lesiones, tras perder el control de su planeador ligero en las montañas del sector de Higueroncito y Santa Elena, en jurisdicción del municipio de La Unión.

Una mujer que recibió como regalo de cumpleaños un lanzamiento en paracaídas el domingo 3 de febrero, sufrió un accidente en zona rural de Palmira.

La mujer identificada como Luisa María Jansasoy Peña, por sus lesiones, podría quedar parapléjica.

Otro caso, según el reporte de las autoridades, fue el rescate de los parapentistas Richard Van de Meer, de Holanda y Mario Deroo, de Bélgica, quienes estaban desaparecidos en la vereda Santa Rita, zona rural de Roldanillo, el pasado martes cinco de febrero.

El miércoles se conoció del percance del parapentista de Trinidad y Tobago, Marc Ramlal, quien perdió el sentido, y luego fue hallado en zona rural montañosa del municipio de Trujillo.

Ese mismo miércoles se informó del percance del francés Wilhem Magar, de 46 años, quien cayó en zona montañosa del corregimiento de Cascarillo.

El percance más reciente fue el sufrido por el parapentista Leewon Kang, de República de Corea, de 50 años de edad.

Finalmente Jesús Antonio Copete manifestó que “aquí hay voladeros que no están autorizados y lo están haciendo, no queremos quitarle la oportunidad de hacerlo, simplemente decirles a ellos dónde lo pueden hacer de la manera más segura”.

Por su parte, las organizaciones encargadas de los eventos más importantes a nivel nacional de actividades aéreas indicaron que ya culminaron y “por estos días los turistas amantes de este deporte y otros que apenas llegan, salen a volar por cuenta propia, debido a esto es que se dan los percances, salen sin guías o inducción, apenas están conociendo y familiarizándose con las térmicas de la cordillera”.

También te puede interesar:   Un gallinazo habría causado la muerte a un trabajador de un ingenio azucarero
Compartir: