“…Presidentes de junta, despabílense, presenten necesidades, pidan obras, presionen a sus con-cejales…”.

El sábado pasado, un torrencial aguacero de escasos treinta minutos inundó diferentes sectores de la ciudad dejando a su paso casas sucias, andenes embarra-dos y hasta un vehículo con sus ocupantes a bordo, tuvieron momentos difíciles en el paso a nivel de la calle 25. Estas situaciones, requieren de carácter urgente la intervención de las autoridades municipales para disminuir el riesgo a futuro de taponamientos, inundaciones y pérdida de bienes o vidas, entendiendo esto como la alarma con la que se deben tomar acciones inmediatas de mejoramiento para subsanar las falencias en la infraestructura vial.

A pesar de que en la actual Administración, las obras enmarcadas en el uso del cemento le han dado una buena imagen a la ciudad, lo cual se agradece porque los cambios que se han tenido en diferentes espacios han sido excepcionales, es momento que se lleve a cabo un proceso a conciencia de transformación al interior de los barrios, máxime en los de la zona occidental, donde las polvaredas que se forman por el desgastamiento de la capa asfáltica son notorias llegando a perjudicar las fachadas de las casas, la salud de los habitantes y el bienestar general de la comunidad.

Me pierdo un poco en los componentes de misión y visión de las juntas de acción comunal e incluso del mismo Concejo Municipal. ¿Acaso no están para esto? Incluso hay concejales que han iniciado su rol político en las mismas JAC, pero llegan allá y se les olvida su origen. Lo digo, porque en los mejoramientos que se han dado, en la parte bonita claro está, brilla el nombre del capitán del barco. Y quienes ayudan a remarlo ¿dónde están? ¿Porque no presentan proyectos que impacten al grueso de la comunidad? Está bien dejar resplandeciente donde vamos a atender las visitas, pero estaría mejor dar armonía a la casa entera. Presidentes de junta, despabílense, presenten necesidades, pidan obras, presionen a sus concejales y dueños de los votos, porque si no les cuento que un aguacero mayor a treinta minutos nos puede estar acabando.

También te puede interesar:   Generación
Compartir: