El Estadio Doce de Octubre no estaría listo antes de marzo, Entrevista con Óscar Ignacio Martán, presidente de Cortuluá.

Pasados varios días después de la debacle en el Palogrande de Manizales, donde Cortuluá en 30 segundos pasó de la gloria al infierno, abordamos al máximo dirigente del equipo local, Óscar Ignacio Martán, quien se mostró muy afectado por los traspiés sufridos, pero confiado en que vendrán tiempos mejores.

¿Con cabeza fría ¿qué le pasó a Cortuluá?

A Cortuluá le invertimos recursos, la institución creció en lo administrativo, en lo médico, en lo deportivo, en instalaciones, se logró el licenciamiento del club, jugadores con muy buenos salarios, con unos premios que no los tiene ni el mejor equipo de Colombia, con un premio de 500 mil pesos para el último partido, jugadores que en determinado momento fueron los mejores y llegaron a sumar 20 puntos y jugadores que les faltó profesionalismo como equipo. Entiendo que hubo conflicto por quien era el capitán, diferencias por los buenos premios que les dábamos, por la forma en que se los repartían ellos, generó divisiones y nunca nos dimos cuenta. El cuerpo técnico que está más cerca del grupo nunca nos informó nada y siempre creíamos que en el siguiente partido íbamos a ganar, pero había divisiones fuertes y nos dimos cuenta tarde. La pérdida de 18 puntos nos marginó de poder acariciar una competencia internacional. Los egos y la falta de profesionalismo nos llevaron al fracaso.

¿Se tenía la nómina necesaria para afrontar este semestre?

Cada quien tiene su opinión, pero con esa nómina fuimos terceros y logramos grandes cosas, pero de un momento a otro todo el mundo se relaja y se vuelve un equipo temeroso, angustiado. Decir que la nómina no era buena, no creo. Era un grupo bastante costoso como nunca lo hubo. Fuimos muy generosos, creo que exageramos en eso.

También te puede interesar: “Me retracto y me disculpo por lo que dije” Carlos Ibargüen

¿Hubo incentivos para los equipos que jugaron en contra de Cortuluá?

Se dice que siempre han existido ese tipo de incentivos y mucha gente en su ignorancia cree que eso está bien, pero la ley es clara en el fútbol, y ofrecerle dinero a un jugador o equipo para que gane o pierda es ilegal. Demostrarlo es muy difícil, muy complicado, pero decir que por eso desciende Cortuluá, en absoluto. Cuando uno ve la programación y los equipos que va a enfrentar piensa que son relativamente fáciles, pues han tenido un torneo irregular, pero al enfrentarlos, se juegan la vida y es ahí donde surgen las dudas. Todo es muy difícil comprobar, pero como las brujas, que las hay, las hay.

¿Cuál es futuro de Cortuluá en el 2018?

El cuerpo técnico actual es obvio que no debe continuar, lo que se hizo durante el año no fue bueno, algo pasó que no se corrigió a tiempo. La idea era que no se le fuera el grupo de las manos, pero se le fue.

¿Los jugadores?

Hay varios que se les vence el contrato y no se les renovará, hay otros que todavía tienen contrato pero que no queremos que sigan; habrá que negociar con ellos y hay otros que son propiedad de la institución. Es complicado ahora que estamos en la B, porque es muy difícil decirle a un jugador venga a jugar aunque le paguemos lo mismo, pero es la B, caso de Feiver Mercado, Daniel Buitrago que viene del Santa Fe, un Roa que viene del Junior, Brayan Fernández que lo pretenden de muchos clubes, Luis Caicedo que puede tener ofrecimientos. El tema es crítico porque deberíamos estar todos en la cama o todos en el suelo y cuando estamos en el suelo, juntarnos todos para sacar esto adelante, pero es complicado.

¿El perfil del técnico?

Hay que buscar uno que tenga hambre de triunfo, traer a los jugadores que fueron a sumar minutos en otros quipos y reforzar las posiciones que haya que hacer. La próxima semana debemos tener lista la nómina del nuevo cuerpo técnico con el cual afrontaremos la nueva temporada con la idea de regresar a la primera división.
El primer objetivo en la próxima temporada es volver a la A, porque jugar en la B es un infierno.

¿Cortuluá jugará en el año 2018 en el Doce de Octubre?

Yo no soy ni agrónomo, ni arquitecto, ni contratista, estuve hace poco en el estadio y veo que han avanzado mucho, pero cuando se siembra una grama hay que esperar por lo menos tres o cuatro meses, que es lo que yo entiendo, no soy perito en eso. Pero en mi criterio no creo que esté listo para febrero o marzo.

¿Se seguiría jugando en el Pascual Guerrero?

Jugar en el Pascual Guerrero es seguir siendo visitante pero es una de las opciones que tenemos aunque el alcalde de Palmira nos ha ofrecido el Rivera Escobar. Este año nos tocó entrenar toda la semana en Tuluá e ir el fin de semana a jugar a Cali. Ojalá que el Doce de Octubre esté listo pronto para volver a jugar ante nuestro público.

También te puede interesar:   Gabriel Aldana, un enamorado del deporte
Compartir: