Habitantes y líderes dicen que el alcalde ha sido negligente. Más de un centenar de familias agricultoras están en riesgo ante un eventual desbordamiento del Cauca.

La imagen muestra la manera acelerada como el río Cauca empieza a afectar el jarillón que se construyó de manera temporal a lo largo del corregimiento. Los habitantes temen que se repitan las escenas vividas en los años 2010 y 2011.

Las lluvias apenas se cuajan en el Valle del Cauca y el miedo es general entre los habitantes del corregimiento de El Salto, pues ya el río Cauca se “comió” ´parte del jarillón provisional y el agua se asoma amenazante.

Manuel Salamanca, integrante de la Junta de Acción Comunal del sector dice sentirse como el Baustista predicando en el desierto ante la pasividad, negligencia y desinterés del alcalde Wilson Pérez García ante la problemática. Ni siquiera una acción popular fallada en contra del municipio, la gobernación y la CVC que obligó a las tres entidades a ejecutar obras para evitar las inundaciones, ha hecho posible que se atienda los reclamos de la comunidad.

“Hoy más que nunca tenemos temor a que se repita lo vivido en el invierno de 2010-2011 cuando el afluente se desbordó e inundó cultivos, viviendas dejando pérdidas de las cuales aún no nos hemos podido recuperar” dijo Salamanca en diálogo con EL TABLOIDE.

Agregó el dirigente comunitario que en este momento el municipio de Andalucía no posee una Oficina para la Gestión del Riesgo ajustada a las normas nacionales y eso hace que haya inoperancia.
“No sabemos qué hacer pues si una acción judicial no ha destrabado el proceso es señal que estamos solos ante la indolencia del Estado” añadió Salamanca.

También te puede interesar:   Asonada en Andalucía: tres policías heridos y dos capturados
Compartir: