Los transportadores del Sistema Integrado se sienten acorralados por el transporte informal, señalan que están trabajando a pérdida debido a la informalidad que les quita pasajeros.

Perseguidos y amenazados, así se sienten los transportadores o que prestan el servicio público en la ciudad a través de las busetas afiliadas al Sistema Integrado, SI, fruto de la fusión entre las empresas Trans Tobar y Tax Central hace ya casi dos años.

La persecución la están sintiendo de la Administración Municipal que no ha querido avanzar en un proceso ambicioso que pretendía renovar el servicio, y la amenaza viene del transporte informal que cada vez les quita más espacio.
“El alcalde nos había prometido reducir a los transportadores informales en moto pero hoy vemos que estos se han tomado todas las esquinas del centro de la ciudad y algunos sectores periféricos sin que haya una acción determinante por parte de los guardas de tránsito” señala desilusionado el trasportador Diego González.

Agrega que la situación se vuelve cada más asfixiante por cuanto, al darse la fusión, ellos hicieron inversiones muy fuertes en la compra de vehículos nuevos o repotenciados pero al no ampliarse las rutas y ser acorralados por el transporte informal, el rendimiento de su trabajo es muy bajo.

Precisó que los costos operativos del transporte formal son muy altos, empezando por los seguros contractuales que pasaron de $ 900.000 anuales a $ 1 millón 843 mil así como las prestaciones sociales que subieron de $15.500 a $ 21.500, sin mencionar las planillas de salida. “Es decir, estamos trabajando a pérdida” dijo González.
El transportador se quejó por el incremento que ha tenido en los últimos meses el mototaxismo, señalando que hoy hay muchas más motos que taxis y busetas.

“Al mototaxismo debemos sumarle el transporte pirata que nos agobia. Por ejemplo sabemos que desde la zona hospitalaria y el hospital Tomás Uribe Uribe se están recogiendo pasajeros para llevar al centro en los automóviles blancos, pasajeros que han sido habitualmente nuestros” puntualizó.

“Estamos combatiendo el mototaxismo”: Alcalde

El alcalde Gustavo Adolfo Vélez Román, en respuesta al gremio transportador en la modalidad de busetas, tras su pronunciamiento en torno a las afugias que vienen arrastrando, indicó que ha habido un incumplimiento en el proyecto inicial, en especial en el referente al aumento de vehículos.

Precisó que tras la firma del proyecto, cuando se unificaron Trans Tobar y Trans Salónica en el 2016, el nuevo consorcio se comprometió a finalizar ese año con 30 busetas, aumentar a 50 en marzo del 2017 y terminar ese año con 100 vehículos, pero estos no se ven en las calles.

Rechazó las afirmaciones de los transportadores en cuanto a que desde su administración no se está combatiendo el transporte informal y recordó que este es un problema cuya solución le corresponde al Gobierno Nacional a través del Ministerio del Transporte.

También te puede interesar:   Sisben avanza con encuesta en Tuluá, el municipio cuenta con 169 mil usuarios
Compartir: