El huracán Florence dejó sus dos primeras víctimas mortales a su paso por la costa este de Estados Unidos, una madre y su bebé, anunció el viernes la policía de Wilmington, en Carolina del Norte.

Una mujer y su bebé murieron cuando un árbol cayó sobre su casa. El padre quedó herido” y está hospitalizado, escribió la policía en su cuenta de Twitter.

El huracán tocó tierra el viernes en la mañana cerca de Wilmington, azotando la costa con fuertes vientos y lluvias torrenciales. 

Una portavoz del condado de Pender, también en Carolina del Norte, dijo que otra mujer murió por un problema de salud no especificado, después de que llamara a los servicios de emergencia pero éstos no pudieran asistirla debido a que tres árboles caídos bloqueaban el camino. 

Según medios locales, la mujer había sufrido un ataque cardíaco. 

El huracán, que se degradó a categoría 1 en la escala de cinco de Saffir-Simpson, sigue siendo muy peligroso, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC). 

En un momento en que los rescatistas luchaban por rescatar a las personas atrapadas en sus hogares, en medio de los fuertes vientos y las aguas llenas de escombros, las autoridades informaron de las primeras víctimas.

“La tormenta está causando estragos”, dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, al señalar que medio millón de personas están sin electricidad en el estado, que tiene una población de 10 millones, y que el nivel de los ríos “se elevará durante días”.

Fuente: AFP
También te puede interesar:   "No debemos permitir que Alberto Fujimori muera en prisión": Kuczynski
Compartir: