El parque rinde homenaje a José Manuel Saavedra Galindo, orador de dotes excepcionales y de corte romántico de grandes frases armoniosas quien nació en Guacarí.

Difícilmente hay en el Valle del Cauca y en el país un parque de mayor reconocimiento que el José Manuel Saavedra Galindo y no es solo por llevar el nombre de un personaje perteneciente a las grandes ligas de la política colombiana, sino porque en este lugar se levantó un samán que se convirtió en monumento nacional y que tras su caída, hace ya varias décadas, aún añoran su follaje armado por grandes brazos que daban sombra a los que llegaban huyendo de los fuertes calores propios de las temporadas de verano.

Desde su creación el parque siempre ha estado en el mismo sitio, solo que en sus inicios era una gran plaza de mercado y zona de alimentación de las recuas de bestias que bajaban de la montaña.
Diecisiete acacias rubiña, tres palmas real o botella y siete samanes hacen parte del inventario arbóreo que conforman el lugar remodelado recientemente pero que no pierde su esencia de ser un pulmón para esta población del centro del Valle.

Se encuentra ubicado en pleno centro del municipio de Guacarí. A su alrededor existen edificaciones tales como, la Parroquia de San Juan Bautista, la Casa Cural con su Museo de Arte Religioso, la Alcaldía Municipal y la Casa de la Cultura, entre otras edificaciones.

El parque rinde homenaje a José Manuel Saavedra Galindo, orador de dotes excepcionales y de corte romántico de grandes frases armoniosas quien nació en Guacarí, el 18 de noviembre de 1885 y murió en Cali el 6 de diciembre de 1931. Perteneció a la Academia de Historia del Valle del Cauca y fue laureado en varios concursos de poesía. Fue, así mismo, miembro del Concejo de Cali, diputado a la Asamblea de su departamento y representante y senador de la República en varias legislaturas.

También te puede interesar:   En Buga y Guacarí tienen celebraciones durante la Semana Mayor
Compartir: