El Tabloide

Un estilista y una mujer fueron asesinados

La acción sicarial se registró en la noche del domingo en el barrio Popular cerca de la galería de este municipio, hecho que enmarcó el dolor y la tragedia para dos familias en esta población nortevallecaucana.

Lejos estaban las autoridades de pensar que este hecho sería el inicio de una seguidilla de muertes violentas en esta municipalidad, preocupando a los ciudadanos en la apertura de estas fiestas navideñas.
La incursión sicarial se registró, según el reporte de las autoridades, el domingo anterior en las afueras de una vivienda ubicada cerca de un establecimiento nocturno, la cual dejó como resultado final dos personas muertas.
El caso que alteró la tranquilidad en esta parte de la localidad se registró a la altura de la calle 18 con carrera 15 del barrio Popular, cuando el reloj marcaba las ocho de la noche. La primera víctima mortal de los antisociales fue identificada como Jeisson Andrés Echeverry Ospina.

Este hombre, de 31 años de edad, y profesión estilista recibió varios impactos de bala que le causaron la muerte de manera inmediata en el lugar de los hechos.
En el mismo sitio una mujer que se encontraba a un lado del estilista resultó herida de gravedad tras recibir varios disparos en el cuerpo, por lo que de inmediato fue auxiliada y llevada al hospital Gonzalo Contreras, donde los facultativos ante la gravedad de las heridas debieron remitirla a la clínica Mariángel. Dos días después se produce su deceso en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Durante la inspección del lugar de los hechos las autoridades señalaron que los antisociales utilizaron armas automáticas calibre nueve milímetros para cometer el hecho, de acuerdo con las vainillas halladas en el lugar.
De Echeverry Ospina se conoció que gozaba de un reconocimiento por la calidad de los servicios que como estilista prestaba en la población. Además era un conocido activista de la comunidad LGTBI en La Unión, organización que rechazó la muerte de este profesional de la belleza.
Lesly Leonor Torijano Castaño, como fue identificada la segunda víctima de esta incursión armada, falleció el pasado martes hacia las cuatro de la tarde.
Tenia 27 años de edad, era ama de casa y se dijo por parte de las autoridades que era natural de la ciudad de Cali.
Esta mujer se caracterizó por ser una persona tranquila, amable y sin problemas que pudieran generarle su muerte de forma violenta.

Las autoridades adelantan las investigaciones frente al caso para determinar para quién iba dirigido el atentado sicarial. Para ello se analizan las informaciones recolectadas en el lugar y se realiza un trabajo metodológico para determinar los móviles que rodearon este doble homicidio e igualmente establecer la identidad de los homicidas, pues ya cuentan con las imágenes de cámaras de seguridad del sector.

Reaparecieron nuevamente los antisociales en el municipio de La Unión norte del Valle, luego de 13 días de relativa tranquilidad en la capital de la uva.

Compartir: