Un café que se sirve del palo a la taza

El cliente cuando llega al lugar percibe el olor de este producto insignia de los colombianos y tiene la posibilidad de conocer la procedencia.

La destilación es la técnica que se usa en un paso a paso que el cliente observa del café que deberá consumir sin azúcar y sorbo a sorbo para el deleite de su paladar.

La destilación es la técnica que se usa en un paso a paso que el cliente observa del café que deberá consumir sin azúcar y sorbo a sorbo para el deleite de su paladar.

En esta localidad del norte del Valle conocida mundialmente como la Capital Cafetera de Colombia y que fue incluida por la Unesco como uno de los pueblos del Paisaje Cultural Cafero, hablar de café es algo normal pues desde que se ingresa a sus tierras se empiezan a observar las plantaciones que le dan un decorado especial a la zona.
Y en medio de esos colores, sabores y aromas encontramos en el sector de Tres Esquinas un sitio que se empieza a poner de moda por la manera en que se sirve el café y no es exageración decir que en este lugar, ubicado en un punto estratégico de Sevilla, el café llega del palo a la taza.
El sitio es conocido como Poncharello y no es que le rinda homenaje al famoso policía que encarnó Erik Estrada en la serie Chips o Patrulla Motorizada en la década de los 80 del siglo pasado, sino porque allí, ademas de servir un café excelso se prepara un ponche a base de leche deslactosada, vino artesanal, endulzado con estevia y una capa de café, bebida que aparece en la minuta del mecato valle-caucano.

No es un café cualquiera
Usted se estará preguntando que tiene de raro un sitio donde venden café en una tierra donde el grano se produce por toneladas y la respuesta la tiene Juliana Sánchez Orozco, una entusiasta mujer de inconfundible acento paisa quien de entrada asegura que en Poncharello no se sirve un café cualquiera.
“Acá estamos trabajando una línea de cafés especiales de la más alta calidad y que son el fruto de un cuidadoso proceso que va desde la selección de la semilla, plantación, cosecha, tostión hasta que llega al consumidor final” afirma Juliana en su diálogo con El Tabloide.
A renglón seguido señala que los cafés especiales tienen entre tres y cuatro mil propiedades que se percibe en el olor y en el sabor.
“Estamos trabajando de la mano con los caficultores de Sevilla y Caicedonia a través de un consorcio que los agrupa y ha sido una muy buena experiencia de la que todos hemos aprendido” afirma Sánchez Orozco.

El cafe especial que se sirve en Sevilla gana fama nacional e internacional por su sabor incomparable

El cafe especial que se sirve en Sevilla gana fama nacional e internacional por su sabor incomparable

Sabe que se toma
Lo más novedoso de este sitio tiene que ver con la forma como preparan el café, pues desde que el cliente se sienta a la mesa sabe qué le van a servir.
“No se trata de servir un café y ya, lo que buscamos es que el consumidor conozca al detalle de dónde proviene el grano, cuál es el entorno, variedad, tiempo de cosecha y lo más importante el consumidor puede oler el café y presenciar paso a paso cómo se transforma hasta que llega a la taza” afirma la joven que se ha esmerado al máximo por aprender cada detalle del proceso.
Como valor agregado se puede decir que el fortalecimiento de los cafés especiales ha generado una nueva dinámica entre los cultivadores que hoy priorizan temas como calidad.
“Todos han entendido que estamos proponiendo una línea de café excelso que el consumidor sienta la diferencia al llevarlo a su paladar” asegura.

Un paisaje que impacta
A la par del café y su producción, los impulsores de esta propuesta que ya recibe las mejores opiniones de los catadores han logrado armonizar el espacio que tiene una atractiva vista paisajística logrando que los visitantes se encuentren con un sitio agradable para tertuliar, pasar un rato ameno en familia o con un grupo de amigos.
“Llegar a Poncharello es tener la oportunidad de entender en toda su dimensión lo que significa la inclusión de Sevilla entre los pueblos que hacen parte del Paisaje Cultural Cafetero, pues además de la bebida tradicional, saborear las quesadillas de panela y queso pueden respirar aire puro, divisar el Valle del Cauca en el horizonte e impregnarse de la magia de esta tierra vallecaucana” puntualiza Juliana Sánchez.

También te podría interesar...

Portada ediciones anteriores