Un hombre oriundo del municipio de Tuluá y que desde hacía cerca de diez años se había desplazado al puerto sobre el pacífico colombiano en busca de mejores oportunidades, fue asesinado de un disparo de arma de fuego, en medio de un atraco. El tulueño identificado como Raúl Vacca Rivera se desempeñaba como supervisor comercial de la empresa Distriventas en el puerto.

Este hombre de 59 años de edad, había nacido en el corregimiento de Aguaclara, nunca se llegó a imaginar que encontraría la muerte en un lugar distante al de su familia y menos de manera violenta.
Este hombre se había caracterizado por ser una persona alegre, amiguera y trabajadora, solía viajar a la Villa de Céspedes cada 15 días o cada mes para visitar a sus familiares.

Las informaciones entregadas por las autoridades judiciales del Distrito Especial de Buenaventura indican que Vacca Rivera fue víctima de dos atracadores que lo interceptaron e intentaron arrebatarle el bolso que llevaba, al oponerse al atraco le dispararon en la espalda, en su caída al piso, los antisociales lograron llevarse el botín.

Este supervisor comercial de la empresa Distriventas, fue interceptado por los antisociales cuando intentaba abordar su motocicleta el lunes 26 de marzo hacia las 8 y 10 de la mañana, la cual se encontraba estacionada en la Calle 5 frente al número 12-23 del barrio Centenario, del sector conocido como La Curva.
Según el boletín de la Policía Valle, este tulueño, se disponía hacer una consignación de $12 millones en efectivo cuando fue atacado por los delincuentes.

Gravemente herido fue llevado hasta la clínica Reina Sofía en Buenaventura donde falleció, cuando iba a ser atendido. Raúl Vacca Rivera, se había graduado como bachiller del Gimnasio del Pacífico satélite de Aguaclara, deja cinco hijos y en la actualidad se encontraba soltero.

También te puede interesar:   Arrollado por una buseta, muere agricultor
Compartir: