Tuluá cuenta con alrededor de cinco mil motos prestando el servicio de transporte informal, afectando a taxistas y buseteros. Denuncias del transporte legal señalan que muchos de los motota-xistas actuales son venezolanos.

El mototaxismo podría tener sus días contados en Tuluá si el Ministerio del Transporte la escoge como una de las 35 ciudades del país que serán intervenidas por el alto índice de transportadores ilegales.

Los altos índices de mototransportadores en sus calles, haría de Tuluá uno de los 35 municipios escogidos por el Ministerio del Transporte para ser intervenido a fin de ponerle remedio a esta actividad considerada ilegal pero que se ha vuelto una oportunidad de trabajo para quienes viven de la informalidad.

Según cifras no oficiales, por la Villa de Céspedes ruedan alrededor de cinco mil motos diariamente en esta modalidad de rebusque, lo que ha saturado sus calles y, como si fuera poco, ha puesto contra la pared a otras modalidades de transporte formal como los taxis y las busetas.

Justamente este último gremio ha elevado su voz de protesta por cuanto las diversas modalidades de transporte ilegal, entre quienes se encuentran los mototaxistas y los taxis piratas, los tiene prácticamente en la quiebra aunque se encuentran en proceso de volver a fusionar las empresas Transtobar y Tax Central para mejorar su servicio.

En ese mismo sentido se han pronunciado repetidamente los taxistas en razón a que su actividad se está viendo menoscabada por la continua intervención de los mototaxistas.
Señalan que son muchos los que se les atraviesan cuando observan que un pasajero les pone la mano, arrebatándole prácticamente el servicio, hecho que está contribuyendo para que muchos estén vendiendo sus taxis.

El anuncio de intervención de las ciudades con altos índices de mototaxismo, lo hizo la semana anterior la ministra Ángela María Orozco Gómez, anunciando que las primeras que serán objeto del programa serán Cali, Bogotá, Barranquilla, Mede-llín, Santa Marta y Bucaramanga.

«Que no le quepa duda a los colombianos que este gobierno tiene la firme determinación de luchar contra a la ilegalidad en todas las formas de transporte. En especial a los amigos taxistas quiero decirles que vamos a luchar contra la prestación del transporte ilegal facilitado a través de plataformas tecnológicas» afirmó la ministra Orozco al anunciar la puesta en marcha del plan nacional contra la ilegalidad.

Según Diego González, dirigente local del transporte urbano a través de busetas, la cifra de cinco mil mototaxistas en Tuluá puede ser mayor si se tiene en cuenta que los fines de semana están arribando mototransportadores de otras localidades.

«Todo esto con el agravante de que muchos de ellos son ciudadanos venezolanos que por falta de un trabajo formal, han optado por hacerse mototaxistas pero trabajan sin documentos legales y, lo más grave, no conocen la ciudad» agrega el transportador.

También te puede interesar:   Inician los trabajos para la cancha en el barrio La Cruz

Picap, el Uber de las motos

A la polémica que está sumido el país por la movilización de pasajeros en motos, una actividad considerada ilegal por el gobierno, se suma ahora la llegada de una aplicación mediante la cual los usuarios de este sistema de transporte pueden solicitar una moto como medio de transporte.

El aplicativo denominando Picap ya se está utilizando en ciudades como Bogotá, Medellín y Bucaramanga y, en su expansión, podría llegar próximamente a ciudades intermedias como Tuluá.
Ante el auge que ha ganado el aplicativo en estas ciudades, el viceministro del transporte, Juan Camilo Ostos, precisó que esta plataforma es ilegal, como lo es el mototaxismo, porque la motocicleta no es un vehículo homologable para el transporte de pasajeros.

«Vamos a sentarnos con el MinTic a evaluar cómo presentamos una demanda conjunta si ellos unilateralmente no la pueden deshabilitar, para que se nos dé la facultad de hacerlo» añadió el alto funcionario.
Agregó que no hay ninguna posibilidad de que se pueda revisar la legalización de la plataforma de motos porque la moto no tiene las condiciones de seguridad óptimas para mover pasajeros.
Puntualizó haciendo un llamado a los ciudadanos a utilizar los servicios del transporte formal reglamentado por Mintransporte.

Compartir: