Desde distintas empresas del sector privado así como algunas entidades del orden público de Tuluá se entregaron reportes positivos del simulacro por posibles emergencias realizado el pasado miércoles en todo el país. Escuelas y colegios, entidades del orden descentralizado, empresas comercializadoras y de servicios así como la misma Administración Municipal cumplieron con el simulacro, entregando tiempos adecuados de respuesta ante emergencias por eventuales sismos.

La gráfica corresponde a la atención que se le brindó a una acción simulada de herido por caída dentro del edificio de la Alcaldía Municipal, logrando una estabilización del paciente y su traslado a un centro asistencial en un tiempo de siete minutos. Todas las acciones fueron supervisadas por el Comité Municipal de Riesgo de Desastres del municipio.

También te puede interesar:   Acreditación de la Uceva sigue en vilo
Compartir: