El descenso de un “fuerte” lahar obligó este miércoles a suspender las tareas de rescate en Guatemala tras la violenta erupción del pasado domingo del volcán de Fuego, que ha dejado 99 muertos y casi 200 desaparecidos, informó el Instituto Nacional de Sismología y Vulcanología.

Hacia las 16.00 hora local, el lahar, de 30 a 40 metros de ancho y de 4 a 5 metros de altura, se llevó a su paso troncos de árboles que eran arrastrados por la corriente del río Pantaleón y se deslizaban por las barrancas Seca y Mineral, al oeste del volcán.

La Policía Nacional Civil y la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) evacuaron una vez más la zona de la aldea de El Rodeo, en el departamento sureño de Escuintla, en donde se realizan labores de rescate desde el domingo, cuando una fuerte explosión provocó flujos piroclásticos que han cobrado la vida de 99 personas y ha dejado unos 197 desaparecidos.

“Es posible que debido a la precipitación que se espera en el área en las próximas horas se registren nuevos lahares en esta o en cualquiera de las barrancas principales”, como la de Las Lajas, que ocasionó la tragedia del pasado domingo.

El instituto vulcanológico pidió a la Coordinadora de Reducción de Desastres “establecer el estado de alerta que consideren necesario” y a la dirección general de Caminos tomar en cuenta la información de la actividad volcánica, que podría “interrumpir los pasos vehiculares”.

El total de personas albergadas confirmadas hoy por la Conred son 3.665, que se suman a las 12.277 personas evacuadas y más de 1,7 millones de afectados. 

También te puede interesar:   Colombia perdió su primer partido en Rusia, Colombia 1 - Japón 2
Compartir: