Se conoció cómo se robaban los víveres de los centros de almacenamiento de distribución del Ejército, el desfalco, según una fuente del Ministerio de Defensa, ascendería a los 2.000 millones de pesos, hay 50 personas involucradas entre oficiales, suboficiales y civiles.

Uno de los casos más graves y del cual ya tiene conocimiento la Fiscalía, Procuraduría y la Contraloría, venía ocurriendo en unidades militares de Montería, en donde desde el año 2011 se venían hurtando, según uno de los investigadores, los víveres que tenían como destino los soldados que se encuentran en misiones de alto riesg

El modo de delinquir estaba tan bien planeado, que era casi indetectable para los organismos anticorrupción.

Consistía, en adulterar la documentación de los pedidos que llegaban a las unidades militares.

En estos documentos no se ponía la cifra real que era entregada en los depósitos, se registraban menos cantidades y las que sobraban, que podrían llegar a ser lotes de ocho millones a 15 millones de unidades, eran revendidas.

Según la investigación para el sólo caso de Montería, el desfalco ascendería entre los años 2011 y 2017 a los 1.300 millones de pesos.

Sin embargo, para este caso las autoridades ya cuentan con testimonios de personas que han querido delatar a sus cómplices y quienes han entregado los números de las cuentas bancarias a donde habrían ido a parar los dineros fruto del ilícito.

Como el caso de Montería las autoridades investigan otros 28, en los que estarían involucradas 50 personas entre oficiales, suboficiales, funcionarios públicos y particulares, que se habrían confabulado para robarse las raciones de los soldados que se encuentran en zona de guerra.

 

También te puede interesar:   Por ultimátum de Avianca, paro de pilotos terminaría este lunes
Compartir: