El semáforo situado en la esquina de la calle 28 con carrera 27, frente a las oficinas de Claro, presenta un alto grado de telarañas, lo que indica que requiere un mantenimiento inmediato sino se quiere que terminen tapando las luces y afectando su funcionamiento.

Lo grave del asunto es que este es apenas uno de los varios aparatos semafóricos que están invadidos de telarañas, entre ellos algunos de la calle Sarmiento y otros ubicados en la calle 26. Corresponde al Departamento de Movilidad y Seguridad Vial, a través de sus Agentes de Tránsito, identificar los semáforos afectados para que la dependencia a la que le corresponda inicie cuanto antes su limpieza.

No obstante realizó un llamado a los padres de familia para que también participen en la vigilancia y cuidado de los menores. Según sus registros, ya hay nueve casos de restitución de derechos en el territorio nacional, varias de ellas en el departamento.

Al Valle del Cauca, le sigue en el segundo lugar el departamento de Cauca, con un total de nueve menores afectados.

También te puede interesar:   $5 mil millones para la renovación de semáforos en Tuluá
Compartir: