Un extenso panorama de informalidad predial se extiende actualmente en el sector rural colombiano, donde miles de familias campesinas trabajan día a día sobre unas tierras que no son suyas formalmente, pese a que las adquirieron legalmente y viven en ellas desde hace generaciones.

Se investigó el panorama de la informalidad predial del sector rural en Colombia y encontró que actualmente, pese a que hay cifras de cada una de las autoridades encargadas del tema, no se tiene un consenso frente a las mismas. No obstante, se calcula que entre 30 y 50 millones de hectáreas de tierras rurales no tienen un título formal de propiedad.

Según la Agencia Nacional de Tierras, este panorama se conoce como inseguridad jurídica, algo que afecta directamente el desarrollo de los campesinos, ya que al no tener un título de propiedad formal, no pueden por ejemplo acceder a oportunidades de desarrollo a través de la banca nacional.

Miguel Samper, director de la Agencia de Tierras, señaló que “esto ocurre porque normalmente las transacciones de manera histórica en el campo se hacen de manera informal, por lo que para el campesino nunca fue necesario acudir a una institución a formalizar esa propiedad. Ellos simplemente hacían lo que se conoce como una carta-venta, la cual muchas veces se escribía en una servilleta y pensaban que con eso ya eran dueños de su tierra”.

LA FM tuvo acceso a cifras estimadas del Instituto Geográfico Agustín Codazzi y la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria, en las cuales se reporta que actualmente en Colombia hay cerca de 100 millones de hectáreas de tierra en el sector rural, de las cuales más de 49 millones están en la informalidad.

“Otro de los casos es que recibían una herencia y nunca la formalizaron, pero sí vivieron allí y trabajaron la tierra de forma legal durante muchos años (…) entonces al llegar a algunas poblaciones vimos que la finca que teníamos registrada, ya no es una, ahora son cinco, porque el dueño original la dividió y heredó a sus hijos”, dijo Samper Strouss.

Ante este panorama el Gobierno Nacional, en cabeza de la Agencia Nacional de Tierras, inició la tarea de censar los predios rurales en las diferentes regiones del país, para de esta manera conocer el panorama actual de esta realidad. La Agencia ha formalizado en lo corrido de su gestión más de un millón cuatrocientos mil predios en Colombia.

La formalización de tierras, estrategia de lucha contra los cultivos de coca

Según cifras del Gobierno Nacional, actualmente en el país hay más de 140 mil hectáreas de coca, en las cuales trabajan cerca de 130 mil familias campesinas, de estas, el 90% no son propietarias formales de sus tierras, razón por la cual se inició la campaña de “legalizar para sustituir”.

Hace más de 20 años, Luis Otaya, campesino de la vereda de La Esperanza (zona rural de Villagarzón – Putumayo), tuvo que dejar las tierras que le heredaron sus padres porque se negó a sembrar coca y los diferentes actores armados “nos amenazaron hasta que nos hicieron salir”.

Otaya fue uno de los beneficiados en las últimas semanas por el programa de formalización de la Agencia Nacional de Tierras, con el cual se busca combatir la siembra de cultivos ilícitos, asegura que “ya con esto a uno le da esperanza de seguir trabajando bien, como siempre lo hemos hecho”.

Junto a él otra de las personas que recibió la titularidad formal de sus tierras fue María Magdalena Ibañez, ella asegura que “a nosotros nos tocó sembrar coca porque no había más, lo malo es que cuando uno iba a buscar ayuda de un banco para salirse de eso, pues nos negaban porque no había forma de justificar que éramos los dueños”.

Miguel Samper, director de la Agencia Nacional de Tierras, sostuvo que esto es el reflejo de la iniquidad que hoy en día afecta al campo colombiano, la cual se está combatiendo desde esta entidad, con el fin de brindarles garantías de desarrollo diferentes a los campesinos.

“La cifra dice que 6 de cada 10 familias campesinas en el país no son dueñas formales de las tierras que trabajan, si se traduce en el tema de la coca, nos dice que el 90% de éstas no tienen propiedad alguna sobre las tierras en las que trabajan actualmente, en muchos casos obligados”, dijo Samper.

El 95% de estas personas ya hicieron la solicitud a las autoridades para unirse a la campaña de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, mientras que la Agencia de Tierras señaló que este año serán formalizados los predios de 7.300 familias, principalmente en los departamentos de Cauca, Antioquia, Nariño y Putumayo; y que 21 mil más están en fila para unirse a este proceso, con el cual serán propietarios de sus tierras.

Ricardo Sabogal Urrego, director de la Unidad de Restitución de Tierras, dijo al respecto en LA FM que “los reclamos que nos llegaron ya han sido estudiados y los jueces han fallado”. De igual manera explicó que los casos corresponden a Caquetá, Huila, Tolima y Meta, donde estaban las Farc.

“En 300.000 hectáreas los jueces de restitución ya entregaron tierras. Hay otras 800.000 reclamaciones que tienen en su despacho los jueces”, explicó.

Escuche aquí a Ricardo Sabogal Urrego, director de la Unidad de Restitución de Tierras

También te puede interesar:   A la cárcel presunto asesino del jefe de seguridad de la Gobernadora del Valle
Compartir: