Entre las medidas que pondrá en marcha el Gobierno está el fortalecimiento de la Unidad Nacional de Protección y un sistema de recompensas para dar con los responsables de estas muertes.

El presidente Juan Manuel Santos, dijo este martes que espera que garantizar la vida de los líderes sociales sea una prioridad para el gobierno de Iván Duque que lo sucederá a partir del 7 de agosto.

“Garantizar la vida de los líderes sociales y defensores de derechos humanos es y seguirá siendo, entonces, una prioridad hasta el último día de mi Gobierno y yo espero, de todo corazón, que sea una prioridad para el gobierno entrante”, manifestó el mandatario luego de presidir la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad.

Santos aseguró que en la transición presidencial su equipo está “poniendo sobre la mesa” lo que ha hecho y “los planes” que tiene de cara al futuro.

“Esta política tiene que mantenerse por el bien de todos de todos los colombianos y estoy seguro que el nuevo Gobierno, espero, así lo acepte y así lo interprete”, añadió.

Entre las medidas que adoptará el gobierno están las de acelerar y ampliar el programa de medidas colectivas de seguridad a 10, sumando los municipios de Corinto, Cáceres, El Bagre, Buenaventura, Quibdó y Tame.

También se pondrá en marcha de una intervención en las zonas más afectadas por estos hechos de violencia, (Cauca, Antioquia, Norte de Santander, Valle del Cauca, Risaralda, Nariño, Córdoba y Chocó.)

Así mismo, se fortalecerá la Unidad Nacional de Protección, se le destinarán más recursos para los estudios de riesgo colectivo y más presupuesto para ampliar esquemas individuales y se implementará la Ruta Colectiva de Riesgo.

Santos ordenó además la creación de una ventanilla única de denuncia en el Ministerio del Interior, a través de una línea para la recepción de información oportuna sobre amenazas contra líderes sociales y defensores de derechos humanos y un sistema de recompensas para quien brinde información sobre los responsables de estas muertes.  

La semana pasada se recrudeció en Colombia la violencia contra los líderes sociales y al menos ocho de ellos fueron asesinados en diferentes regiones del país.

Según datos de la Fiscalía, citados por Santos, entre el primero de enero de 2016 y el 6 de julio pasado fueron asesinados 181 líderes sociales, de los cuales en “89 casos ya se ha aclarado

“Reitero mi compromiso, el del Gobierno Nacional, el del Estado en su conjunto, de trabajar sin descanso para garantizar la protección de los líderes sociales y de los defensores de derechos humanos”, concluyó.

NoticiasRCN.com

También te puede interesar:   Iván Duque designa a Jonathan Malagón como ministro de Vivienda
Compartir: