En este sector del centro del Valle temen que una nueva creciente del río Cauca los inunde, tal como ocurrió en el 2010 cuando las pérdidas fueron millonarias.

El temor, la incertidumbre y la indignación son tres palabras que bien podrían definir los sentimientos que por estos días acompañan a los habitantes de El Salto, corregimiento plano del territorio andaluz.

Los moradores temen que el río Cauca, cuyo caudal pasa muy cerca de sus casas se desborde una vez más y los deje inundados. Sienten que la solución parece incierta, pues la alcaldía, la gobernación y la CVC se tiran la pelota pero no hacen nada y les indigna que los gobernantes se hagan los de la vista gorda y no muevan un dedo por evitar una catástrofe pues una nueva creciente del rio acabaría con lo poco que han podido recuperar tras la ola invernal de años atrás.

Manuel Salamanca, vicepresidente de la Junta de Accción Comunal de El Salto, dice que ni siquiera un fallo judicial en las dos instancias y un incidente de desacato ha movido a las autoridades que siguen exponiendo todo tipo de evasivas para no asumir responsabilidades.
“El tema es tan delicado que nisiquiera la alcaldía de Andalucía tiene una política para la gestión del riesgo aprobada y por eso están manicruzados y nos da la sensación que poco les importa lo preocupados que estamos”, indicó.

De acuerdo con los estudios que ya existen, la construcción del jarillón demandará una inversión de 17 mil millones de pesos y aunque el plazo dado en la acción popular se venció en el 2014, hasta ahora no hay ningún recurso apropiado.
“Durante la visita de la gobernadora el pasado viernes 15 de septiembre le hablé del tema y la respuesta fue: ‘mijito hay que esperar’ y la verdad es que no queremos esperar a que el agua nos llegue al cuello para que ahí si actúen”, precisó Salamanca.

Agrega que como comunidad están dispuestos a cooperar en la solución pero al menos necesitamos ser escuchados.
“Nos alarma que en este momento el jarillón que se hizo años atrás ya tenga una abertura y sino se actúa ya, seguramente ante la menor creciente nos vamos a ver afectados” puntualizó.

También te puede interesar:   Piececitos que llevan alegría y hacen paz, siete años inició el trabajo
Compartir: