a selección Rusa de fútbol se convirtió en uno de los equipos revelación en la presente edición de la Copa Mundo que se disputa precisamente en este país, pues la anfitriona en contra de todo pronóstico, alcanzó a avanzar hasta los cuartos de final del certamen, después de registrar en fase de grupos dos victorias y una derrota; seguido a ello, enfrentó en octavos a España, y por vía de los penales dejó a la campeona de Sudáfrica 2010 en el camino.

Por ende, los dirigidos por Stanislav Cherchésov, avanzaron a cuartos de final y se toparon con Croacia, y por la misma vía, desde los doce pasos, tuvieron que decirle adiós a su propio Mundial tras ser superados por los croatas.

El desempeño de los jugadores rusos fue cuestionado tras recibir señalamientos desde la prensa alemana, en la que en una publicación del diario Bild, se acusa a los futbolistas de haber inhalado amoniaco con el objetivo de mejorar su rendimiento en los partidos ante España y Croacia.

Tal aseveración fue realizada por Fritz Sörgel, experto en asuntos de dopaje, basando sus sospechas en la imagen de Aleksandr Golovin, centrocampista ruso, sacando un trozo de algodón de una de sus fosas nasales.

Entre tanto, Rusia intentó acallar la inquietud manifiesta negando las acusaciones en vocería de su preparador físico, Paulino Granero, además de informar que el amoniaco no es una sustancia que permita mejorar el rendimiento físico y no está en la lista de sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje.

Así las cosas, el desempeño mostrado por los jugadores rusos en la presente Copa Mundo, seria gracias a sus capacidades técnicas y despliegue táctico propuesto por Stanislav Cherchésov.  

También te puede interesar:   Alcalde de Kazán elogia comportamiento de los colombianos durante el Mundial Rusia 2018
Compartir: